La Guardia Civil investiga el atraco a un camarero en Lanzarote

La víctima llevaba encima la recaudación del día en el local de Costa Teguise

19.10.2015 | 00:01

El camarero de un restaurante de Costa Teguise fue atracado en la medianoche del pasado viernes por dos jóvenes cuando llevaba consigo en una bolsa la recaudación del día del establecimiento, y se disponía a ponerla a buen recaudo en una caja fuerte debido a que durante el fin de semana las entidades bancarias están cerradas y no era posible realizar ningún ingreso de dinero por ventanilla, como acostumbran a hacer en ese negocio.

El hombre, quien ayer se encontraba de nuevo en su puesto de trabajo tras sufrir "contusiones de carácter leve en un hombro, el cuello y las costillas", estaba caminando por el paseo marítimo de Las Cucharas "entre las 23.00 y las 00.00 horas" tras concluir su jornada laboral cuando dos muchachos de "entre 22 y 25 años que vestían sendas gorras, pantalón vaquero y pulóveres marrón y azul, respectivamente, lo tiraron al suelo sin mediar palabra para robarle el dinero", explicó este domingo el empresario que lleva ese negocio de restauración, el cual prefirió no dar a conocer públicamente su identidad ni tampoco la cantidad de dinero robada. Los atracadores se marcharon corriendo con el botín y aún no han sido detenidos.

La Guardia Civil de Costa Teguise se ha hecho cargo de la investigación después de que un primer momento efectivos de la Policía Local de Teguise acudieran al lugar el viernes por la noche a interrogar a la víctima, porque "la Guardia Civil no tenía personal disponible en ese momento para atendernos, tal y como nos comentaron amablemente", aseguró el empresario.

Fuentes de la Benemérita indicaron que el asalto fue "algo completamente premeditado", por lo que los autores de los hechos estaban al acecho para cometer su esperada fechoría.

El empresario, quien dijo no sentir miedo pero sí impotencia por lo sucedido porque considera que las autoridades deberían mejorar el alumbrado de la avenida de Las Cucharas porque "las farolas que hay alumbran poco y otras ni siquiera encienden", explicó que "aunque la Guardia Civil ni siquiera nos pudo atender para tomar nota de los hechos, sin embargo, al día siguiente sí pudimos relatarle lo sucedido".

El restaurador, además de poder recuperar algún día el montante sustraído a su empleado de forma violenta, quiere que lo ocurrido "sirva de precedente" para que no vuelva a producirse ningún hecho más como el que tuvo lugar en la medianoche del viernes. "La zona está concurrida de negocios y no me gustaría que nadie más se viera afectado por episodios como el ocurrido con el camarero de mi restaurante", manifestó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine