Tres meses de cárcel a un guardia civil por insultos y amenazas a un superior

Los hechos tuvieron lugar en septiembre del pasado año en el puesto de Garachico, en Tenerife

13.10.2015 | 13:58

El Tribunal Militar Territorial de Tenerife ha condenado a tres meses y un día de cárcel a un guardia civil por insultar y amenazar a un superior cuando le notificaba la apertura de un expediente disciplinario por falta grave.

Los hechos, según recoge la sentencia, tuvieron lugar en septiembre del pasado año cuando el agente condenado fue llamado el sargento comandante del puesto de Garachico, en Tenerife, para entregarle al documentación relativa a ese expediente y pedirle que firmara las copias.

"Yo me jubilo en febrero y voy a vivir en la demarcación, tú vas a caer conmigo, te voy a arruinar la vida, te voy a hacer la vida imposible", le espetó el agente a su superior al negarse a firmar los documentos.

Tras tomar declaración a los testigos del hecho, el tribunal considera que se trata de un delito de "insulto a superior" en su modalidad de amenaza previsto en el artículo 101 del Código Penal Militar.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha criticado en un comunicado esta sentencia y recuerda que el agente, actualmente en la reserva, "deberá pagar con su libertad por la comisión de una mera falta administrativa".

Para AUGC, esto supone un ejemplo más de la "remilitarización de la Guardia Civil que ha llevado a cabo el actual Gobierno del PP" y que han llevado a esta asociación a convocar una manifestación en Madrid el próximo 14 de noviembre.

Según la asociación, se trata de una "abusiva y desproporcionada condena" que, además, el agente deberá cumplir íntegramente, ya que en este caso "no existen los efectos beneficiarios que sí disfrutan los ciudadanos de reducción de condena ni ausencia de ingreso en prisión por condena inferior a dos años".

De todos modos, el condenado recurrirá la sentencia ante la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, han dicho a Efe fuentes de la AUGC.

El fallo señala que "la relación superior-inferior no puede transmutarse en una simple disputa de carácter privado, y mientras se es militar el comportamiento de la persona está sometido a las normas que comportan tal estatus y no puede sustraerse a ellas por propia voluntad, manteniéndose la relación de jerarquía incluso en momentos y lugares ajenos al servicio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine