Asesinan a un hombre en La Palma abriéndole el cráneo a machetazos

La víctima, Cándido Martín, de 57 años, sufrió durante la reyerta la amputación de uno de sus dedos

11.10.2015 | 01:10
Fuerzas de la Guardia Civil durante la custodia del escenario del crimen en Los Canarios, en Fuencaliente.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Los Llanos de Aridane, apoyada por personal del Equipo de Delitos contra las Personas de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, tratan de esclarecer la muerte del vecino de Fuencaliente (La Palma) Cándido Martín, de 57 años, conocido como Candito, que falleció en la madrugada de ayer en su casa del barrio de Los Canarios tras recibir un machetazo en la cabeza que la partió el cráneo en dos y perder un dedo de una de sus manos, así como parte de una oreja. Además, presentaba numerosos hematomas por diferentes partes del rostro.
Las versiones difieren sobre la hipótesis del asesinato. Unos apuntan que esa amputación fue para que hablase y revelase algo, mientras que otras creen que estas lesiones se produjeron en el transcurso de la lucha por salvar su vida.
El cuerpo sin vida fue descubierto por una sobrina que quedó impactada ante el dantesco escenario que se encontró. Esta avisó a un hermano de la víctima, que relató a los agentes que durante la madrugada escuchó a los perros ladrar y vio a dos personas que huían apresuradamente del lugar. Este hombre se levantó y se dirigió hacia el lugar, donde vio a estos individuos, pero no echó en falta nada, por lo que regresó a la vivienda.
Sus familiares dieron aviso a la Guardia Civil del puesto de Los Llanos de Aridane, que de inmediato trasladó a una pareja hasta el domicilio, quienes corroboraron el macabro hallazgo. Estos custodiaron el escenario del crimen hasta la llegada del Equipo de Policía Judicial de Los Llanos de Aridane, los cuales tuvieron que esperar largo tiempo ya que un helicóptero de la Guardia Civil desplazado desde Fuerteventura tuvo que recoger a dos agentes del Equipo de los Delitos contra las Personas, especialistas en Policía Científica, para trasladarlos hasta La Palma.
Servicio militar en La Legión
En cuanto al fallecido, las fuentes del Instituto Armado consultadas por la opinión de tenerife apuntaron que la víctima había servido en la Legión Española durante el servicio militar y que las primeras hipótesis apuntan a que la muerte podría estar relacionada con un ajuste de cuentas.
La víctima trabajaba para el Ayuntamiento de Fuencaliente a través de determinados convenios, entre ellos como peón agrícola.
El alcalde de Fuencaliente, Luis Román, manifestó ayer a la opinión de tenerife la consternación por el crimen de uno de sus vecinos. "Estamos muy preocupados con lo que pasó en el municipio. La teniente de alcalde me llamó y me dijo que el cadáver de Candito aún estaba en una huerta, debajo de unos matos, a la espera de que la Policía Científica terminase su trabajo". Luis Román añadió que "a pesar de lo que se ha dicho, Candito era una buena persona. Alguna vez tenía algún problemilla con la bebida pero no iba más allá de cantar El Novio de la Muerte. Pero se comportaba de forma correcta. Uno de sus hermanos trabaja para nosotros en el Ayuntamiento. Eran cuatro hermanos, tres varones. Él era el mayor de ellos y una hermana que reside en la Península desde hace muchos años y este verano estuvo en el municipio. Por indicaciones de la Guardia Civil no podemos dar más datos, ya que los agentes nos han manifestado que el caso se encuentra bajo secreto de sumario".
Honda preocupación
El titular del Juzgado de Instrucción de Guardia de Los Llanos de Aridane, en unión del secretario y del médico forense, se desplazaron hasta el lugar donde fue localizado el cuerpo sin vida de Candito y ordenó que una vez que la Guardia Civil termine con la recogida de muestras indiciarias, el cadáver sea levantado y trasladado hasta el Hospital General de La Palma, en Breña Alta, para la práctica de la autopsia y de esta manera poder determinar las causas reales del óbito.
Ayer el municipio de Fuencaliente era un hervidero de comentarios, pero lo que más preocupaba era que la inseguridad había llegado al pueblo. Muchos se preguntaban si sus asesinos andaban sueltos y cuánto tardaría la Guardia Civil en detenerlos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine