La Guardia Civil halla una narcopatera abandonada en la costa de Buenavista

Fue localizada en la playa de difícil acceso conocida como Blanca Gil

10.10.2015 | 00:33

La Guardia Civil investiga el hallazgo a finales del mes de septiembre de una narcopatera tipo zodiac que apareció en la zona, muy abrupta y de difícil acceso de Blanca Gil, en el municipio de Buenavista del Norte, según confirmaron fuentes del Instituto Armado a la opinión de tenerife.

Fueron unos pescadores las personas que alertaron a la Benemérita del hallazgo de la embarcación. Esta estaba situada sobre unas piedras y los narcotraficantes la habían cortado de lado a lado.

Cuando la primera dotación de la Guardia Civil del puesto de Buenavista llegó al lugar no hallaron nada, salvo varias latas de plástico vacías de combustible, así como otros útiles. Los agentes avisaron al Servicio Cinológico del Cuerpo que desplazó un perro junto con su guía. El can tras olfatear la embarcación y las zonas aledañas a donde apareció marcó positivo al rastro de drogas. Los investigadores presuponen que debido al tamaño de la embarcación, casi cinco metros de eslora, pudo haber transportado unos 1.200 kilos de hachís.

Hasta el momento de redactar esta información la Guardia Civil no había practicado la detención de ningún implicado en este alijamiento. La costa norte de la Isla y, especialmente, la Isla Baja es la zona preferida por los narcotraficantes que en los últimos años han descubierto en esta parte de Tenerife un lugar seguro para alijar droga.

En enero de 2012 apareció en la playa de Los Barqueros una narcopatera, semirrígida, tipo zodiac, de color negro, de unos siete metros de eslora. En su interior había nueve bidones de combustible, un motor, tres pares de botas, varios trajes de agua, una cizalla y una caja de pastillas para el mareo con inscripciones en letras árabes.

El 12 de mayo de 2010 era localizad en la playa de Las Mujeres, también en Buenavista del Norte, una embarcación de seis metros de eslora abandonada. En su interior se encontró un teléfono móvil, bujías, linternas, pilas y un GPS. Dos días después aparecía otra zodiac en la playa del Risco de las Viejas, en Los Silos. En esta ocasión los agentes localizaron un motor de 40 caballos, seis bidones de combustible, y restos de comida, trajes de agua, botas, linternas y bujías.

Una semana después arribaba una lancha de madera de color verde a la zona próxima al faro de Punta de Teno, en Buenavista, concretamente a la playa de La Ballenita. La lancha llevaba dos motores y dos bidones con restos de comida. La misma tenía inscripciones en árabe. Entre las rocas, los guardias civiles localizaron un total de 36 kilos de hachís que se encontraban divididos en 300 láminas.
Con posterioridad, ya en octubre, era descubierta en la playa de Santo Domingo, en La Guancha, una narcopatera con un motor de 60 caballos preparado para ser transportado a un lugar seguro.

En el mes de diciembre aparecía en la playa de El Bajío, en el municipio de Los Silos otra motora.

Habría que esperar a enero del año 2011 para que la Guardia Civil interceptase una lancha neumática con mil kilos de hachís y detener a cinco personas, en la ensenada de Piedra de las Viejas, en Los Silos. La última llegó en septiembre al puerto viejo de Garachico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine