Detenidos dos jóvenes implicados en la muerte de un inglés en Puerto de la Cruz

Se trata de dos delincuentes de La Orotava que han sido acusados de homicidio y encubrimiento

08.10.2015 | 13:07
Momento del rescate del cadáver del fondo del barranco de Martiánez.

Lo que parecía una autólisis al final se probó que se trató de un homicidio. La víctima es un ciudadano británico de 40 años que murió el pasado 13 de julio en el barranco de Martiánez, en Puerto de la Cruz.

La investigación comenzó cuando el pasado día 13 de julio fue hallado en el barranco de Martiánez, en Puerto de la Cruz, el cadáver de un hombre de 40 años, de nacionalidad británica. En el rescate intervinieron efectivos de la Policía Nacional y de la Local.

En un primer momento los investigadores de la Brigada Local de Policía Judicial tomaron como hipótesis principal la muerte de manera accidental pero tras las primeras indagaciones, se averiguó que lo que realmente ocurrió fue una pelea entre el fallecido y otro varón.
La investigación se centró sobre el vehículo del autor del hecho, siendo localizado en el municipio de Los Realejos, consiguiendo los policías identificar al presunto homicida. Ya con indicios más que probatorios, los investigadores descubrieron como terceras personas habían ayudado al autor, siendo éstas su pareja sentimental y un amigo, ya que el no comunicar a las autoridades lo que habían presenciado, los involucraba como encubridores.

Los detenidos, que cuentan con antecedentes policiales poro robo de vehículos ya en sede policial confesaron los hechos, alegando que todo había sido un accidente. El autor material indicó a los agentes lo sucedido la noche del día 13 de julio cuando junto a su novia y un amigo salió de fiesta por el Puerto de la Cruz, teniendo un pequeño encontronazo con la víctima en un conocido local de copas y como sobre las 03:00 horas se habían vuelto a ver en las proximidades del Centro Comercial Pirámides de Martiánez lugar en el que comenzó una pelea entre ambos que acabó con la precipitación al vacío del súbdito británico y su muerte casi en el acto. Su novia y su amigo, manifestaron en Comisaría que tuvieron conocimiento de todo lo sucedido, pero que no dieron aviso a los servicios de emergencia por miedo, dejando abandonado el cuerpo del joven en el fondo del barranco.

Los agentes averiguaron que el primer encontronazo lo tuvieron en el pub Blanco. Uno de los detenidos, le propinó una patada que fue la que hizo caer a la víctima desde aproximadamente unos tres metros de altura. Los investigadores en cuanto tuvieron las primeras pistas de la autoría, solicitaron al juez encargado del caso la autorización para efectuar diversos pinchamientos telefónicos, con lo cual pudieron afianzar sus tesis de que no se trató de un accidente, sino de una muerte violenta.

Una vez finalizadas las actuaciones policiales, la novia y su amigo fueron puestos en libertad con cargos como imputados, mientras que el autor material del hecho pasó a disposición del titular del Juzgado de Instrucción de Guardia de Puerto de la Cruz, quien decretó la libertad bajo fianza con cargos del mismo.

En un primer momento la fianza impuesta fue de 20.000 euros, cuantía que rebajó posteriormente a 4.000 así como la retirada del pasaporte con el fin de evitar la salida del territorio nacional y la obligación de comparecer en sede judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine