El dueño del gimnasio Full Center podría estar refugiado en Italia

Según una de las empleadas, el propietario que huyó sin pagar a los trabajadores tenía otro centro deportivo en su país natal

24.09.2015 | 13:25
Cristian Romano, el presunto estafador duelo del gimnasio Full Center.

"Lo tenía todo planificado". Así de contundente se manifestó ayer Carolina Mena Oramas, una de las tres empleadas de recepción del gimnasio Full Center, de Los Cristianos y que ha visto como de la noche a la mañana se han quedado sin trabajo, con dos mensualidades sin cobrar y la puerta del centro deportivo con un candado, según relató ayer a La Opinión de Tenerife.

"El dueño, Cristian Romano, que vivía en Los Cristianos con su mujer y sus hijos, desde al menos tres meses antes de cerrar nos dijo que ofertásemos a los clientes el pagar la anualidad completa, 240 euros. De esta manera disfrutarían de más actividades, ya que la cuota mensual era de 19,90 euros. A los únicos que les hacía un precio especial era a los policías, que por cierto eran numerosos, para ellos la anualidad se les quedaba en 120 euros".

El Full Center de Los Cristianos tenía una plantilla de tres recepcionistas, cuatro profesores y dos monitores, así como una empleada de la limpieza, a los cuales Cristian Romano les quedó a deber dos mensualidades.

"A mí me dio de baja el 16 de agosto, aunque durante el tiempo que estuve trabajando sufrimos varios inspecciones de la Seguridad Social. Muchos clientes me habían advertido de que siempre cambiaba de empleados y que tuviera cuidado. El día 14 cerró el negocio y cuando fui a denunciarlo a Comisiones Obreras me enteré que me había vuelto a dar de alta, por lo cual no puedo buscar otro trabajo", narró Carolina Mena.

"Nosotros comenzamos a sospechar que algo estaba tramando y para tranquilizarnos nos dijo que se iba a Italia y que regresaría junto con un amigo con una maleta con dinero negro y que entonces nos pagaría".

"Otra de las actuaciones de Cristian Romano era que cada vez que aparecía el dueño del local a requerirle el pago del agua o la luz, nos decía que nosotros diésemos la cara por él. También le ha quedado a deber dinero a la agencia de publicidad, según nos relató el propietario de la misma, al parecer son unos 900 euros".

Hasta ayer ninguno de los afectados tenía noticias de Cristian Romano ni tampoco donde se encuentra aunque todo parece indicar que se trasladó a Italia junto a su mujer y su hijos, concretamente a Verbania.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine