La Guardia Civil investiga la muerte de una niña electrocutada en Arucas

La pequeña de 13 años sufrió la descarga al entrar en contacto con la verja de la vivienda situada en Rosa Silva

20.09.2015 | 01:02

La Guardia Civil investiga la muerte de una niña de 13 años electrocutada al tocar una puerta metálica de su casa, situada junto a una finca agrícola en el barrio de Rosa Silva, en el municipio grancanario de Arucas. Un taxista que llevaba a su hermano tras salir del colegio el viernes encontró a la menor tumbada y, al parecer, sintió la corriente eléctrica al auxiliarla, si bien pudo trasladarla luego al Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín, donde el personal médico sólo pudo certificar su fallecimiento. La menor era anoche incinerada en Cardones, con la presencia de numerosas personas, al tratarse de una familia muy conocida en la localidad y ligada al mundo del fútbol.

El suceso tuvo lugar sobre las 14 horas, según distintas fuentes, que señalan que las primeras investigaciones apuntan a la posibilidad de que existía un mal contacto del cableado, por lo cual la verja podían encontrarse electrificada en ese momento. Y, al tocarla, la niña sufrió una fuerte descarga. Además, se da la circunstancia del que el suceso ocurrió en una jornada de lluvia permanente en Arucas, lo que podía haber acentuado este problema en la red.

Al parecer, sería un taxista que traía a uno de sus dos hermanos del colegio quien descubrió a la niña tumbada en el suelo.
Al ir auxiliarla, también sintió la corriente. A pesar de todo, y al tratarse de una zona rural aislada, el profesional decidió recoger a la pequeña, y llevársela hasta el centro hospitalario. Sin embargo, nada se pudo hacer por salvarla.

Las mismas fuentes oficiales señala que el domicilio familiar se encuentra situado junto a una finca agrícola, en la zona baja del barranco, dentro del entorno rural de Rosa Silva y del barrio de Cardones, en las inmediaciones de la autovía del Norte.

La Guardia Civil se ha hecho cargo del caso, barajándose que existiera un mal contacto o un problema en el cableado, que derivó la corriente hacia la puerta metálica y que, nada más entrar en contacto, pudo descargar sobre la pequeña de 13 años de edad.
Tras la realización de su autopsia, la niña fue velada durante la jornada de ayer en el tanatorio de Cardones, antes de su incineración que iba a tener lugar anoche.

Numerosas personas acompañaron ayer a la familia en este difícil trance en el tanatorio de Cardones. Además de estar ligada a la construcción, también es muy conocida por su vinculación al mundo del fútbol en la localidad, sobre todo por su abuelo, que según algunas fuentes fue presidente del equipo del barrio. Además, con dos hermanos, parece que también ella llegó a practicar este deporte.

Los investigadores de la Guardia Civil deberán determinar las consecuencias que llevaron a este fatal desenlace. Y, sobre todo, las condiciones en las que se encontraba la red eléctrica, y si pudo haber sido manipulado en algún momento, para determinar posibles responsabilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine