Un ladrón huye de la Policía en Taco tras saltar desde el tejado de varias viviendas

Cuando corría el techo de plástico de un patio cedió ante su peso y cayó al interior, donde vivía una mujer a la que sustrajo una toalla con la que se taponó la herida

17.09.2015 | 00:39

Una huida similar a la película El ultimátum de Borne rodada en las estrechas callejuelas de Marruecos, es la que protagonizó en la noche del martes, un delincuente en la calle La Palma, en el barrio de San Luis Gonzaga, en Taco, que había sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y que logró huir. En su alocada carrera subió a un tejado de plástico y acabó por ceder con su peso, cayendo al interior del inmueble. Una vez en la vivienda se dirigió al baño donde cogió una toalla con la que se taponó la herida, mientras la moradora gritaba asustada de miedo, según pudo saber la opinión de tenerife de una vecina testigo de los hechos.

Este caso, del que se hizo eco COPE Canarias, sucedió poco después de las 20:00 horas del martes, cuando una dotación del CNP de la Comisaría de La Laguna ordenó detener a un vehículo en el que viajaban cinco personas. Los agentes obligaron a descender a sus ocupantes y cuando iban a detener a esta persona huyó a la carrera. Al parecer, se trata de un joven de 1,80 centímetros de estatura y complexión atlética, que aprovechó para fugarse en el momento en el que iba a ser trasladado al coche patrulla. Durante su carrera se introdujo en una vivienda que tenía la puerta abierta y por la que logró subir hasta el tejado desde donde fue saltando de azotea en azotea de diversas alturas en la calle San Luis Gonzaga. En total logró hacerlo desde al menos seis viviendas. Los agentes solicitaron refuerzos al Grupo Operativo de Respuesta (GOR), que desplegaron varios indicativos al lugar, los cuales accedieron a todas y cada uno de los domicilios donde trató de refugiarse.

El delincuente huyó por los tejados de la populosa barriada de La Laguna, que conoce perfectamente, mientras era seguido muy de cerca por varios agentes. En un momento determinado se ocultó en un palomar, pero un grupo de jóvenes de la zona que venían siguiéndole, provistos de palos, le obligaron a salir del agujero, dar la vuelta y volver a correr en la misma dirección por la que había llegado. Mientras, desde la calle los vecinos informaban a los agentes donde se había ocultado. Fue en ese preciso instante cuando en uno de los saltos cayó sobre una plancha de plástico que cedió ante su peso. La única ocupante del inmueble, asustada comenzó a gritar presa del pánico ya que el delincuente se dirigió al baño donde tomó una toalla para taponarse la herida de una de sus piernas. Este individuo, aprovechando la confusión y el ocaso finalmente consiguió huir a la carrera por la calle de La Gomera. La testigo con la que en la tarde de ayer logró contactar este diario relató que todo parecía como una película.

Este diario se puso en contacto con el responsable del gabinete de prensa de la Comisaría Provincial que manifestó desconocer los hechos al tiempo que aseveró que en las novedades de ese día no figuraba nada al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine