Susto en un rally de La Guancha

La salida de la carretera de una barqueta durante la primera sesión de entrenamiento oficial se salda con tres heridos

13.09.2015 | 10:19

Cuando no ha pasado ni una semana desde que el pasado domingo un coche atropellara a un grupo de espectadores durante el rally de La Coruña, causando siete muertos, ayer la subida de La Guancha se vio entorpecida por la salida de una de las barquetas que participaba en la competición. Las imágenes de los vídeos recordaron a esa tragedia. Tres personas resultaron heridas aunque por la tarde fueron dadas de alta por no revestir gravedad.

El accidente se produjo durante la primera manga oficial de entrenamiento cuando la barqueta número 66, la que conducía Benito Martí, se salió de la carretera arrollando a varios espectadores que, según aseguró la organización de la subida, se encontraban fuera de los límites de seguridad fijados por la dirección de carrera. "La barqueta, al salir, los tocó, no lo pudo evitar ni tampoco es culpa suya", explicó Jacobo González, de la escudería Daute Realejos. "Estaban todos muy cerca del asfalto", remarcó.

La zona en la que se produjo el accidente es El Pinalete, "un sitio muy famoso de la prueba" y en la que siempre se coloca una gran cantidad de espectadores para disfrutar de los coches, añadió el portavoz de la organización. "No está prohibido expresamente que estén ahí, aunque sí hay una cinta de limitación que les marca donde puede colocarse y donde no. Al final siempre hay que apelar al sentido común, y la caravana de seguridad pasó y no detectó ningún problema. Si luego se colocan más cerca del asfalto no podemos hacer nada, porque no tenemos comisarios cada dos metros", relató González. De hecho, "la primera manga de entrenamientos, la que no era oficial, se saldó sin incidentes de ningún tipo", recordó.

El incidente retrasó la continuidad de toda la prueba que quedaba por disputarse, que de cuatro mangas se recortó a tres. Dos de los heridos fueron atendidos en el lugar y solo uno tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Universitario de Canarias. "No estaba grave, pero se quejaba de dolores de espalda; era preferible asegurar que estaba bien y por eso se decidió el traslado y el Hospital del Norte no está preparado", valoró Jacobo González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine