El avión que el SAR de Canarias busca en Senegal pudo chocar con otra aeronave

Las autoridades aeronáuticas del país africano creen que el aparato colisionó con un aeroplano de Guinea Ecuatorial

10.09.2015 | 02:00

Las autoridades senegalesas tienen la convicción de que el avión ambulancia Hawker 700A que desapareció en la tarde del pasado sábado, cuando cubría la ruta entre Burkina Faso y Dakar, y en cuya búsqueda participa un avión CN-235 del 802 Escuadrón del SAR del Ejército del Aire, con base en Gando pudo haber sufrido una colisión en el aire con una aeronave de la compañía Ceiba, de Guinea Ecuatorial, según recoge el digital extracrew.co.

Según la misma fuente, un Boeing 737-800 de la compañía Ceiba Intercontinental que cubría el vuelo entre Dakar (Senegal) y Cotonou (Benin), estaba en misma trayectoria de vuelo cuando se cruzó con la del avión ambulancia, un Hawker de la compañía Senegal Air que volaba desde Ouagadoudou (Burkina Faso) a Dakar (Senegal) llevando a bordo a un paciente, un médico, dos enfermeros y tres tripulantes. El Boeing 737-800 continuó vuelo, pero desviándose a su base de Malabo (Guinea Ecuatorial), donde el avión aterrizó sin problemas.
La Autoridad de Aviación Civil de Senegal (ANAC) cree que avión medicalizado voló más allá de Dakar, y desapareció sobre el Océano Atlántico, donde presumiblemente se estrelló tras agotar su combustible. La ANAC supone que la aeronave senegalesa sufrió una descompresión repentina como resultado de la colisión incapacitando a todos a bordo, y el avión continuó en vuelo con el piloto automático hasta quedarse sin combustible.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Senegal informó, según el citado diario, que su homólogo en Guinea Ecuatorial ha confirmado, tras el análisis a que ha sido sometido el Boeing 737-800, la sospecha de que el aparato está involucrado en la colisión en el aire. El avión muestra daños en una de sus alas. El ministerio informó asimismo de que un informe de control de Bamako (Malí) sugiere una colisión entre el Hawker 700A y el Boeing 737. Según testimonios de los pasajeros a bordo del 737-800, afirmaron que escucharon un ruido extraño cuando llevaban alrededor de una hora de vuelo. Más tarde, a medida que se acercaban al destino Cotonou, el comandante anunció que necesitaban seguir a Malabo por razones técnicas y de seguridad. El avión del Ejército del Aire español, un CN-235, (Delta 4), denominación militar continuará hasta hoy sobrevolando la posible zona del impacto. En las tareas de búsqueda colaboran un avión del SAR de Senegal, un aparato francés que está destacado de forma permanente en el país para colaborar en este tipo de misiones y un CN-295 de la Fuerza Aérea Portuguesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine