Prisión sin fianza para el varón que dejó morir de hambre a su madre en la capital

El hijo no pidió ayuda salvo en una ocasión y fue derivado a una ONG de Los Gladiolos

01.09.2015 | 02:00

Cuando aun no se han apagado los ecos del terrible suceso que acabó con la vida de dos personas, entre ellas el kamikaze que estrelló su coche contra el de un hombre de 62 años a la entrada de la capital tinerfeña. Otro suceso ponía los pelos de punta a más de uno. Un hombre era detenido por la Policía Nacional tras supuestamente dejar morir de hambre a su madre, que cuando fue localizada pesaba tan solo 25 kilos.

Ayer, la titular del Juzgado de Instrucción nº 4 de Santa Cruz de Tenerife decretaba el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de, José Ramón A. L., el hombre de 39 años detenido acusado de un presunto delito de homicidio por omisión al dejar morir a su madre por inanición, según informaron fuentes judiciales.

Los hechos ocurrieron la semana pasada, cuando el Cecoes 112 recibió una llamada para acudir al domicilio de una familia situado en el barrio de Los Gladiolos, en Santa Cruz de Tenerife, porque una mujer de 76 años, Ana Delia A. M., había fallecido, según una información de Canariasenhora. Al llegar a la vivienda, los servicios de emergencia encontraron el cadáver de la mujer postrada en una cama y en posición fetal. La anciana pesaba tan sólo 25 kilos y supuestamente había muerto por la falta de alimento, pues tenía signos evidentes de desnutrición.

El informe preliminar de la autopsia, según recoge el digital, apunta a que el cadáver presentaba indicios de falta de los mínimos cuidados personales de higiene y sanitaria y con úlceras provocadas por la posición del cuerpo durante un largo periodo y una alimentación insuficiente. Al parecer, la causa última de la muerte fue una insuficiencia respiratoria aguda y no presentaba ningún tipo de lesión.

La Policía Nacional detuvo el pasado jueves al hijo de la fallecida, que declaró ese mismo día ante el juez por un presunto delito de omisión. El magistrado prorrogó la detención durante 48 horas más y el imputado volvió ayer a declarar ante el Juzgado de Instrucción nº 4 de Santa Cruz de Tenerife. También está imputada la esposa del acusado, que convivía en el domicilio con ambos.

Fuentes del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife informaron que la anciana fallecida sólo disponía de una pensión y no se había tramitado por parte de su familia ninguna solicitud de ayuda a la dependencia. Según indicó el Consistorio no existen rastros en los archivos de ninguna intervención de los trabajadores sociales salvo en dos ocasiones. la primera cuando el hijo de la fallecida pidió ayuda para alimentos y fue derivado a una ONG ubicada en el barrio de Los Gladiolos y la segunda cuando el pasado viernes, es decir 24 horas después del fallecimiento de la mujer, solicitó ayuda para poder pagar el sepelio y el entierro de su madre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine