Un delincuente golpea a un empresario con un palo y le roba 45.000 euros en Adeje

El asaltante, un individuo joven con un tatuaje en el cuello, esperó a su víctima a la salida del banco y, sin mediar palabra, le propinó un golpe que le hizo caer al suelo

26.08.2015 | 00:45

Un conocido empresario del Sur de la Isla fue víctima en la mañana de ayer de un violento robo en Adeje, en el que el atracador, que le esperaba a la salida de la entidad bancaria donde tiene su cuenta, le propinó un brutal golpe con un palo que extrajo de entre sus ropas, lo que hizo caer a la víctima al suelo. En ese momento, aprovechó para sustraerle los 45.000 euros que minutos antes había retirado del banco para pagar las nóminas de sus empleados, según pudo saber la opinión de tenerife en fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron sobre las 09:30 horas de la mañana de ayer, cuando la víctima acababa de retirar 45.000 euros de la sucursal que el BBVA tiene en el centro comercial de San Eugenio, en la avenida de Los Pueblos, en Adeje y que servirían para pagar a sus empleados.
Justo cuando el empresario abandonaba la sucursal, el atracador se le aproximó por detrás y sin mediar palabra le propinó un brutal golpe con un palo que le hizo caer al suelo sin sentido, momento que aprovechó el atracador para coger la bolsa que portaba con el dinero y salir huyendo. La víctima se despertó pocos minutos después y acudió a la sucursal a pedir ayuda. Los empleados pidieron la presencia de una ambulancia del SUC y de la Policía Nacional. El herido fue evacuado a un centro sanitario.

Un testigo de los hechos manifestó a los agentes que el atracador era un sujeto con un tatuaje en el lado izquierdo del cuello, con letras chinas y vestía una camisa de color verde o negra de asillas y pantalón vaquero y que huyó en un turismo Citroën C4, aunque un segundo testigo relató que el vehículo empleado corresponde a una furgoneta Berlingo o similar de color blanco, con letras de matrícula DGX. En ese vehículo le esperaban otros dos varones. Las primeras investigaciones de la Brigada de Policía Judicial apuntan a que el empresario fue objeto de seguimiento y que sabían sus costumbres, hábitos y recorrido; por lo que no se descarta que alguno de los implicados fuese un antiguo trabajador.

Otro asalto similar

Los comerciantes del Sur de la Isla no ganan para sustos. El pasado mes de mayo, un empresario de 57 años denunció el robo con violencia del que fue víctima, mediante el cual dos delincuentes consiguieron arrebatarle una bolsa en la que llevaba la recaudación de su negocio, 60.000 euros, según denunció ante la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía del Sur de Tenerife, tal y como confirmaron fuentes cercanas a este medio.

Los hechos ocurrieron sobre las 01:30 horas aproximadamente, en la avenida Virgen de Guadalupe, en Adeje, cuando la víctima se disponía a subir a su coche. De repente, fue abordado por dos sujetos encapuchados que cubrían sus rostros con pasamontañas de color negro. Uno de ellos extrajo un spray de pimienta con el que roció el rostro de este empresario. El cómplice aprovechó la situación de confusión para abalanzarse y arrebatarle una bolsa de plástico que portaba con la recaudación de su empresa, nada menos que 60.000 euros. Una vez que el empresario cayó al suelo, los dos atracadores emprendieron la huida. La víctima se percató de que estos dos sujetos huían hacia una zona contigua donde un tercer individuo les esperaba a bordo de un turismo con el motor en marcha. Sin embargo, este hombre no pudo aportar más datos a la Policía acerca del coche donde huyeron puesto que se encontraba cegado por el efecto de la pimienta.

Este comerciante se dedica al mundo de la hostelería y tiene una empresa que realiza actividades de tipo turístico como la construcción y explotación de hoteles, apartamentos, residencias, restaurantes y cafeterías. Además, del desarrollo de todas las actividades de tipo hotelero que puedan realizarse.

Las fuentes policiales consultadas por este diario manifestaron que la investigación se encuentra en estos momentos abierta y todavía no se ha producido la detención de ningún sospechoso. Sin embargo, las primeras hipótesis apuntan a que los autores conocían el horario de este hombre, por lo que no se descarta que alguno de los intervinientes hubiese trabajado en el pasado para esta persona. A ello se une el hecho de que cubriesen sus rostros con un pasamontañas, todo ello con la finalidad de dificultar la labor policial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine