Arrojan a un perro a un barranco de 10 metros de profundidad en Tacoronte

Un vecino alertó a los bomberos de La Laguna para que rescataran al animal

24.08.2015 | 09:25
Arrojan a un perro a un barranco de 10 metros de profundidad en Tacoronte
El perro, triste y cansado, recibe el consuelo del bombero del parque de La Laguna que le salvó la vida.

La crueldad humana no conoce límites. Como decía Gandhi, "un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales", y ayer una vez más el hombre volvió a demostrar lo incivilizado en que puede convertirse.

A las 18:35 horas de ayer, un vecino de la calle Calvario nº 2 del barrio de Lomo Colorado, en Tacoronte escuchó los lloros y ladridos de un perro en el fondo de un barranco sito en las proximidades de la barriada allí existente, según pudo saber la opinión de tenerife de fuentes próximas al servicio.

Al hombre le fue difícil distinguir al perro. Alguien lo lanzó por encima de una valla protectora de tres metros de altura hasta el fondo de un barranco de diez metros de profundidad. Todo ello, con la intención de dificultar su rescate y que el can muriese por inanición.

Con lo que no contaba el salvaje autor de esta acción es que una dotación del parque de bomberos de La Laguna se desplazó hasta el lugar nada más recibir la llamada de auxilio, algo que recalcaron las fuentes ya que: "no solo estamos para apagar fuegos".

Los bomberos tuvieron que descender con ayuda de un equipo de cuerdas y una escalera. Oculto por la abundante maleza, que hizo de colchón y parapeto se encontraba el perro, tiritando y muerto de miedo. "De no ser por la flora, el perrito hubiese muerto debido al impacto". El animal llevaba en el lugar un día y ante la ausencia de comida había comenzado a llorar y a ladrar en demanda de ayuda. Su rescatador lo abrigó entre el uniforme de bombero y lo subió hasta un vehículo del Área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Tacoronte que lo trasladó hasta una perrera comarcal. Ahora la Policía Local del municipio realiza las gestiones oportunas para tratar de dar con el paradero del propietario, siempre y cuando el animal sea portador de un chip identificativo. En caso afirmativo podría ser acusado de un delito de abandono de animales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine