El chaleco salva a un policía al recibir una puñalada en Santa Cruz de un exrecluso

El delincuente clavó el arma a la altura del corazón pero el equipaje anticorte evitó que penetrara

02.08.2015 | 02:00

La historia volvió a repetirse. Si la semana pasada un delincuente recién salido de prisión arrollaba a cuatro peatones en el Sur de la Isla, el viernes por la noche, otro exrecluso, sin mediar palabra, apuñaló en la capital tinerfeña, con un cuchillo de 30 centímetros de hoja, a un agente del Cuerpo Nacional de Policía en el pecho, a la altura del corazón. El agente salvó su vida gracias al chaleco antibalas/anticorte que llevaba puesto, lo que evitó que la hoja penetrase en su cuerpo, según confirmaron fuentes policiales a la opinión de tenerife.

Los hechos tuvieron lugar al borde de la medianoche cuando los agentes adscritos a la Comisaría de Distrito Sur, en Santa Cruz de Tenerife, que realizaban labores de seguridad ciudadana fueron requeridos por un taxista que les manifestó que minutos antes dos sujetos levantaron la mano para requerir sus servicios. Cuando llegaron a la altura de la ventanilla, uno de ellos sacó un puñal, por lo que el conductor tuvo tiempo de huir y perderlos de vista, hasta que llegó a la altura del radiopatrulla y pudo pedir auxilio.

La dotación policial se dirigió hasta el puente Javier Loño y con los datos aportados por la víctima encontró a dos individuos caminando por la acera izquierda en sentido ascendente, por lo que procedieron a darles el alto. Justo en el momento en el que uno de los policías nacionales le pedía la documentación a uno de los delincuentes, este manifestó al funcionario "¿esto es lo que buscabas?". Entonces sacó un puñal de la espalda y apuñaló en el pecho al agente, no logrando conseguir su objetivo ya que este portaba el chaleco anticorte.

Los agentes, no sin grandes esfuerzos consiguieron reducir a este individuo, que fue identificado como J. A. V. G., de 52 años. El hombre que acompañaba a este sujeto, al observar que intentaban reducir a su amigo, se abalanzó sobre los agentes propinándoles numerosas patadas y puñetazos, siendo también detenido. Resultó ser A. R. J., de 49 años. Ambos sujetos tienen domicilio en la capital tinerfeña.
Los agentes sufrieron lesiones leves consistentes en erosiones y contusiones en varias partes del cuerpo, sobre todo en los brazos. El taxista se ausentó del lugar pero los agentes trataron de localizar al denunciante, ya que su testimonio era de vital importancia. Para ello, se iban a visionar las cámaras de seguridad de la estación de servicios de la Avenida de Venezuela, lo que podría facilitar las placas de matrícula del coche.

Ambos detenidos, en unión de las diligencias instruidas, serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la capital tinerfeña.

Preocupación sindical

Los sindicatos policiales consultados en la tarde de ayer por la opinión de tenerife acerca de estos hechos manifestaron su enorme preocupación ya que no todas las unidades de seguridad ciudadana han recibido los chalecos antibalas. Este caso, apuntaron, demuestra la utilidad de los mismos y que el policía agredido lo pudo contar ya que el delincuente le dirigió la puñalada directamente al corazón.
El agresor, J.A. V. G., aparte de ser acusado de un supuesto delito de homicidio en grado de tentativa, tendrá que responder ante la Justicia por otro presunto delito de tráfico de drogas, ya que durante el cacheo corporal al que fue sometido, los policías encontraron entre sus genitales un bote de cristal con 22 envoltorios de una sustancia en polvo de color blanco, que salvo análisis en contrario, podría ser cocaína, así como cuatro pastillas de Trankimazin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine