La alcaldesa de Güímar justifica que la Policía use la 'ley mordaza' si se le ofende

El concejal socialista de La Laguna, Javier Abreu, tilda de "vergüenza" y "perversión de la ley" la denuncia presentada por los agentes ante unas críticas en una red social

25.07.2015 | 00:57

La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro Dorta, justificó ayer la denuncia que ha presentado la Policía Local, del municipio que dirige, contra uno de sus vecinos por vertir varios "comentarios políticos" en las redes sociales en relación al próximo traslado de las dependencias policiales. "El colectivo de la Policía Local se ha sentido ofendido ante los comentarios expresados por un vecino en mi página oficial de Facebook", puntualizó la alcaldesa. Los agentes se han amparado en la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, más conocida como ley mordaza, una normativa que apenas tiene tres semanas de recorrido tras entrar en vigor el día 1 de este mes, para denunciar a Eduardo Díaz Coello, un güimarero que participa activamente en La Franja de Guaza, una página comunitaria de Facebook en la que se tratan temas que afectan a este municipio tinerfeño, aunque los comentarios que han sido objeto de una propuesta de sanción por parte de la Policía Local –como adelantó ayer la opinión de tenerife– se plasmaron en la cuenta oficial de la alcaldesa.

Castro Dorta manifestó ayer, en declaraciones a la cadena Cope, que "se ha tramitado una denuncia en relación a unos comentarios que, es cierto que esta mañana hablábamos (en el Ayuntamiento) sobre qué puede ser ofensivo y qué no. A mi, como responsable público, me achacan muchas cosas y aguanto las críticas; es cierto que existe la libertad de expresión y se puede criticar, pero no insultar, además de que no todo el mundo encaja las críticas de igual manera", refirió.

"El colectivo de la Policía Local ha tramitado la citada denuncia porque se ha sentido muy ofendido por un comentario hecho por un vecino de Güímar sobre la labor que está realizando" y reiteró que "una cosa es criticar el trabajo que hacen y otra es hacerlo en unos términos en los que el colectivo se ha visto ofendido". "También entiendo a la Policía Local, que es un estamento de este municipio que vela por la seguridad de los vecinos. Uno puede meterse conmigo y puedo asumir las críticas sobre el trabajo que estamos realizando, pero hay que tener cuidado cuando se ofende", dijo.

La alcaldesa consideró que ante esa situación de presunta ofensa "se ha tramitado la pertinente denuncia, que no es ni querella y esté o no la ley (4/2015), la Policía tiene también el derecho de defenderse a través de una denuncia, y ya se verá si se le da trámite o no" en las instancias que correspondan.

Añadió que al Ayuntamiento "no le corresponde resolver la denuncia, será el juzgado u otro estamento quien la admita o no, quien resuelva y quien sancione si procede porque a esta alcaldesa no le corresponde decidir quien tiene la razón".

"Desde la Franja de Guaza se han metido conmigo en muchas ocasiones y yo no hubiera denunciado. No lo he hecho porque soy un personaje público, pero el que yo no lo haya hecho no significa que todos actuemos de la misma manera" y "de este mismo joven he recibido muchas críticas y yo misma hecho chistes de esas críticas", concluyó la alcaldesa.

Por su parte, el concejal de Policía Local de Güímar, Francisco Javier Amador (PP), expresó ayer que "el colectivo de la Policía Local de Güímar ha denunciado ante la Subdelegación del Gobierno los comentarios realizados por un vecino del municipio en una red social, que considera ofensivos y que atentan contra la integridad de este Cuerpo de seguridad, amparándose en la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana" y apunta el edil que "la Subdelegación del Gobierno será la que inicie los trámites y se encargue de decidir si este hecho es objeto de sanción o no".

El comentario de la discordia expresado por Eduardo Díaz Coello contestaba a la propia alcaldesa quien en su Facebook oficial escribió: "Desde el 3 de agosto pasará la Policía Local al edificio del Patronato y en Octubre los Servicios Sociales pasarán al Ayuntamiento. Todo ello organizado y coordinado desde la Alcaldía Presidencia, quien ha gestionado con la empresa de mudanzas y la empresa encargada de hacer las reformas".

A dicho anuncio, Díaz Coello escribió: "La Policía Local de Güímar, que rescata pichones y a gente atrapada en los baños (jeje) pasará a tener unas instalaciones más grandes que las de la Guardia Civil. Cracks!". En un segundo comentario, se refería así: "Por cierto... para cambiar la función de un edificio público no hace falta un expediente? (Las tonterías de la Admon.) Ya lo tienen? O gambada como la de la piscina?", escribía el joven para concluir luego con un tercer mensaje sobre en el que expresaba que: "Lo mejor para controlar a una casta de escaqueados, bien acomodados en convenios y estatutos, es alejarlos del centro de poder. Sí señor. Qué grandes. Y para bordar la jugada les ponen un kioskito con caipiriñas, hamacas y una piscina".

Ante la defensa que había hecho la alcaldesa sobre el proceder de la Policía Local a la hora de levantar un acta de sanción al joven, el concejal socialista de La Laguna Javier Abreu manifestó que "es una vergüenza". "No tiene desperdicio que se utilice la ley mordaza para este tipo de cosas. Es evidente que la gente no tiene por qué insultara nadie, es algo que reprochamos todos, pero de ahí a pervertir las leyes de nuestro país va un abismo", matizó.

Por su parte, el abogado Juan Carlos Rodríguez se puso en contacto ayer con el joven denunciado para concertar con él una entrevista hoy y asesorarle jurídicamente. El letrado manifestó a este periódico que la resolución de la sanción propuesta "debe ser positiva a Díaz Coello por varias causas: porque no se dirige a ningún policía local en concreto, porque los comentarios expresados en la red social no infringe ningún artículo de la ley 4/2015, de 30 de marzo". Anunció que, en el caso de que la administración sancionara a este joven, "plantearía denunciar al agente municipal que firmó el acta por un delito de denuncia falsa y por intromisión ilegítima al honor ya que las críticas no se vertieron hacia él, y eso supondría una ilegitimidad del agente para iniciar la denuncia, en todo caso debió ser el jefe del Cuerpo de la Policía Local quien debió personarse", destaca.

El joven denunciado afirma no entender "la causa real" por la que ha sido propuesto para una sanción administrativa que le supondría abonar una multa de entre 100 y 600 euros, según recoge el artículo 37.4 de la citada ley. Dicho punto normativo señala como infracción leve "las faltas de respeto y consideración cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad, cuando estas conductas no sean constitutivas de infracción penal".

Díaz Coello comentó a este periódico que dos agentes se personaron en su domicilio el mismo día en el que realizó los citados comentarios y le entregaron la denuncia sin más. En el acta de propuesta de sanción y en el apartado de hechos denunciados se recoge literalmente que ha realizado "comentarios faltando el respeto y consideración al colectivo de la Policía Local de Güímar a través de las redes sociales (Facebook)".

El joven denunciado ha manifestado que "la Policía Local hace una interpretación errónea del artículo 37.4, que se refiere a las faltas de respeto a un agente en el ejercicio de sus funciones, pero nada dice sobre el colectivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine