Detienen a seis estafadores en Canarias por timar a 24 empresas nacionales

Las detenciones se practicaron en Gran Canaria y Tenerife

23.07.2015 | 13:35
Una de las joyas intervenidas por la Policía Nacional.

La Policía Nacional ha detenido a seis personas en Telde, Las Palmas de Gran Canaria y Tenerife como presuntos autores de un delito de estafa con 24 empresas de toda España afectadas por un valor que ronda 1,3 millones de euros. El negocio peor parado se encuentra en Vecindario y ha sufrido un perjuicio patrimonial de 415.000 euros.

Una denuncia presentada por una joyería de Las Palmas de Gran Canaria puso a los agentes sobre la pista. Este negocio notificó a la Policía Nacional que no se le había abonado un pedido que incluía una cantidad importante de piezas de joyería. A partir de ese momento dio comienzo una investigación que se extendió durante cuatro meses y que ha culminado con seis detenidos. Uno de ellos tiene antecedentes penales.

Los agentes desplegaron un operativo para seguir las joyas impagadas y descubrieron la existencia de un entramado dedicado a la estafa, que ponía en práctica el denominado ´timo del nazareno´. El estafador, en este engaño, se gana la confianza de empresas proveedoras para que le suministren productos fáciles de revender en el mercado. En este caso, el cabecilla del grupo se presentaba con el nombre ficticio de Miguel Müller y se hacía pasar por el representante de una empresa asociada a una reputada multinacional alemana.

De esta manera, el grupo de timadores, que presuntamente actuaba desde Canarias, se creó una apariencia de solvencia y seriedad económica por la que obtuvo la confianza de al menos 24 empresas proveedoras en toda España.

Un comunicado de la Jefatura Superior de la Policía de Canarias explica que una vez entablada la relación comercial, los timadores realizaban pedidos. El encargo solicitado estaba compuesto principalmente por terminales telefónicos, material informático y joyería y estos nunca se llegaban a abonar. Los estafadores alegaban problemas con la empresa matriz en Alemania para afrontar los pagos. De esta manera, ganaban tiempo y mantenían su credibilidad de cara al empresario. Después, estos revendían la mercancía impagada a otras empresas, quienes la adquirían sin conocer su procedencia ilícita.

Esta estafa se servía de las compañías de seguros ya que en muchas ocasiones los impagos eran asumidos por estas compañías. Además, esto medida frenaba cualquier iniciativa legal contra los estafadores que en algunos casos era derivada a la vía civil, lo que les facilitó operar por más de dos años.

Una de las empresas más perjudicadas tiene sede en la localidad de Vecindario, según informa el comunicado policial. Esta compañía proveedora sufrió un perjuicio patrimonial de 415.000 euros, estimándose que el fraude global se eleva a más de 1.300.000 euros.
Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine