Desarticulado un clan familiar que robaba tiendas de telefonía móvil

Cuatro de los integrantes, entre ellos el patriarca ingresaron en prisión

05.06.2014 | 00:31

Un clan familiar compuesto por diez personas, con edades comprendidas entre los 20 y los 40 años, cuatro mujeres, una de ellas, la madre de uno de los integrantes y seis hombres, fueron detenidos por agentes de la Brigada de Policía Judicial del CNP de la Comisaría de La Laguna. Cuatro de los integrantes ingresaron en prisión por orden judicial.

La operación policial se inició en abril de 2014, tras denunciarse una serie de robos con violencia e intimidación en tiendas de telefonía móvil de La Laguna y del Sur de la Isla. En este sentido, un establecimiento de la calle Heraclio Sánchez fue objeto de un asalto dos veces al igual que otro en La Cuesta-Taco.

Las pesquisas se centraron en un grupo que vivía en Añaza y que contaban con numerosos antecedentes penales y policiales por robos con fuerza y receptación, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia en el que se llevaron a cabo dos registros domiciliarios en este barrio y en el que intervino la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Santa Cruz de Tenerife.

Como resultado de los registros efectuados, se intervinieron numerosos efectos sustraídos, entre los que destacan diversos teléfonos móviles, un hacha, un cuchillo, una pata de cabra y varios ordenadores.

Como característica de estos individuos hay que señalar que no dudaban en emplear la violencia física en caso de que encontrasen resistencia por parte de las víctimas.

Los detenidos, en unión de los efectos recuperados y las diligencias practicadas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, que decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos, uno de estos el patriarca del grupo.

Enlaces recomendados: Premios Cine