Condenado un agente policial por la agresión a una deportista en Las Peras

El funcionario fue sancionado a pagar una multa de 120 euros y a indemnizar a la víctima en la fase de ejecución de la sentencia

03.06.2014 | 23:19

La titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de La Laguna, María Celina Blanco Redondo condenó a un agente de la Policía Local de La Laguna, como supuesto autor de una falta, por la agresión que sufrió una deportista en el circuito del camino de Las Peras, en noviembre de 2013.

La juez condena a este agente al pago de una multa de 120 euros, así como a indemnizar a la víctima, C. P. A., de 49 años, en la cantidad a determinar en ejecución de sentencia. Contra esta sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife. Al mismo tiempo absuelve a sus compañeros de los hechos por los que fueron acusados, al no quedar acreditada la participación de estos en la acción penal denunciada.

Los hechos ocurrieron a finales de 2013, cuando la víctima practicaba deportes sobre las 12:30 horas. La mujer se tropezó con tres corredores, habituales en la zona, a los cuales les pidió que se apartaran un poco de ella, que había espacio suficiente para correr todos.
La siguiente vez en la que se cruzaron, el ahora condenado la empujó y provocó su caída lo que le provocó rotura del labio por dos partes y demás policontusiones en brazos y piernas.

La juez condena al agente por la plena identificación que hizo la víctima, que logró reconocer a los tres, en la calle, varios días después y posteriormente en las fotografías que le fueron mostradas en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Estos hechos motivaron que la afectada mantuviese una reunión el 22 de noviembre de 2013 con el concejal de Seguridad Ciudadana, José Alberto Díaz que en ese momento manifestó que iba a tomar una actitud intermedia hasta que no hubiese una sentencia.

Fue precisamente a raíz de esta agresión, cuando el Organismo Autónomo de Deportes se vio en la necesidad de regular la zona de carreras del Camino de Las Peras con el fin de prevenir prácticas antideportivas abusivas y violentas.

La víctima, docente de profesión se quejó en un escrito ante el Ayuntamiento de La Laguna que la práctica de atosigar a otras personas venía siendo habitual por parte de un sector de los corredores -siempre varones, adultos y en grupo- que acaparan la zona y que molestan, agobian e intimidan al resto de los usuarios (peatones, paseantes, residentes y corredores), con la finalidad de que se aparten de su camino.

Enlaces recomendados: Premios Cine