Ahogamiento

Muere un niño de 17 meses en una piscina privada de Alicante

Sus familiares se despistaron y no advirtieron de que el cerramiento exterior estaba abierto

20.08.2013 | 09:26

Un niño de 17 meses murió ayer ahogado tras caer en la piscina del chalé, próximo al núcleo de Moraira, donde vivía con sus padres. El pequeño estaba al cuidado de varios familiares, entre ellos su abuela, quienes, al parecer, se descuidaron un segundo. Además, confiaban en que el cerramiento de protección de la piscina estuviera cerrado. Pero estaba abierto y el niño se coló dentro y se cayó al agua. Cuando sus familiares se dieron cuenta, el cuerpo flotaba en la piscina. Lo sacaron rápidamente e intentaron reanimar al pequeño. Acudieron los sanitarios del SAMU, que también intentaron recuperar el pulso del niño, pero había tragado mucha agua y sus constantes vitales ya no respondían. El accidente ocurrió a las 12 horas.

Al lugar se desplazó un médico, que confirmó el fallecimiento. También acudieron la policía local y la Guardia Civil, así como efectivos de Protección Civil con otra ambulancia. Desde el exterior se escuchaban el llanto y los sollozos de los familiares. El pequeño, que nació en marzo de 2012, era el primer hijo de un matrimonio muy conocido en Teulada. Tanto el padre como la madre, ambos de unos 40 años, sí tienen hijos de su anterior relación.

La tragedia causó gran conmoción en el municipio. El abuelo del pequeño fundó en 1977 una empresa de carpintería en la que ahora trabajan sus hijos. Además, la familia también tiene un comercio de ferretería en la céntrica avenida del Mediterráneo.

Una mujer se ahoga en Alcossebre

Una mujer de 40 años también falleció ayer ahogada en la playa de Alcossebre (Castelló). Varios socorristas y un médico del centro de salud de Alcossebre trataron de reanimar a la bañista, que era vecina de Madrid, tras sacarla, inconsciente, del agua. Una ambulancia del SAMU la trasladó al centro de salud, donde, finalmente, falleció.

Enlaces recomendados: Premios Cine