Un guardia civil canario salva la vida a una bañista en un río de Madrid

12.08.2013 | 02:00

Un guardia civil grancanario logró reanimar la tarde del pasado sábado a una mujer de unos 60 años que había sufrido un ahogamiento en el río Tajo, a su paso por la localidad madrileña de Fuentidueña de Tajo. La mujer recibió la atención del agente y de otra compañera del cuerpo cuando se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Gracias a los masajes de reanimación cardiopulmonar lograron reanimarle las constantes vitales y salvarle la vida.

El suceso ocurrió sobre las siete de la tarde cuando la patrulla del Instituto Armado acudió a un merendero situado en el citado pueblo, localizado a 63 kilómetros al sureste de Madrid, tras la llamada de emergencias que alertaba de que una mujer estaba en parada cardiorrespiratoria después de sufrir un ahogamiento cuando intentaba cruzar a nado el río Tajo.

Los dos agentes se personaron en el lugar y comprobaron que la mujer estaba siendo atendida por otra persona, quien intentaba reanimarla de manera irregular. Al realizarle los masajes cardiopulmonares, tanto el guardia civil canario como su compañera lograron después de unos cinco minutos que la mujer volviera a recobrar la conciencia y abriera los ojos.

Los agentes continuaron con la bañista para evitar que esta volviera a perder la consciencia y a la espera de que una ambulancia del Servicio de Urgencias Médicas de Madrid (Summa) se presentara en el lugar unos 20 minutos después. La bañista de 60 años fue evacuada a un hospital con pronóstico reservado, según indicaron fuentes consultadas.

Enlaces recomendados: Premios Cine