Un nuevo acusado por ocultar el crimen de la joven Verónica Molina en Tinajo

La Policía cree que el arrestado, que ha quedado en libertad acusado de un delito de encubrimiento, pudo haber conocido los hechos a través de los hermanastros

01.03.2013 | 00:09

La desaparición y presunto crimen de Verónica Molina cuenta desde ayer con un nuevo sospechoso. La magistrada del Juzgado de Instrucción número cinco de Arrecife acordaba la imputación de una quinta persona a la que se le acusa de encubrir el posible asesinato de la joven de Tinajo.
Según fuentes policiales, el nuevo imputado pudo haber tenido información de los dramáticos hechos después de que se lo contara uno de los hijos de la madrastra de Verónica, que sigue en prisión provisional acusada de homicidio y encumbrimiento. Tras la declaración, la juez le imputó por encubrimiento y dictaminó su libertad, con la obligación de presentarse una vez al mes en el juzgado.
Hasta el momento, otras cuatro personas habían sido detenidas por la desaparición y muerte de Verónica que tenía una importante minusvalía psíquica. Se trata de su padre –que falleció el lunes de cáncer en el hospital donde estaba bajo arresto acusado de homicidio–, su madrastra y dos hijos de ésta. A los hermanastros de Verónica (uno de ellos en prisión provisional) se les acusa de encubrimiento.
Los restos oséos de Verónica fueron hallados en una bolsa en la casa de su padre en Tinajo después de que la Policía decidiera registrarla, en vista de la poca colaboración que prestaba la familia en las pesquisas abiertas para localizar a la joven, cuya desaparición fue denunciada por su hermano biológico para cobrar una herencia .
La juez comunicó ayer al Tribunal Superior de Justicia de Canarias que no ha recibido el informe del análisis de los huesos, por lo que no está en disposición de confirmar a quién pertenecen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine