07 de abril de 2018
07.04.2018

Los Premios Quirino convierten la Isla en la capital de la animación iberoamericana

El Auditorio Adán Martín alberga hoy un encuentro que busca poner en valor las producciones que se realizan en América Latina, España y Portugal

06.04.2018 | 22:58
Alberto Bernabé, Carlos Alonso, José M. Bermúdez y José Luis Farias, en la presentación de los Premios Quirino, junto al logo del evento.

Poner en valor el talento y la industria de la animación iberoamericana, construir un mercado iberoamericano de la animación y premiar la animación iberoamericana son los objetivos que persiguen los Premios Quirino, que se entregan hoy, a partir de las 20:00 horas, en el Auditorio de Tenerife Adán Martín.

La gala que ha convertido a Tenerife en la capital iberoamericana de la animación premiará producciones procedentes de diversos países de América Latina, de España o de Portugal, entre otros, y "surge a través de la colaboración de dichos países, las instituciones, los patrocinadores o el público" tal y como manifestó ayer el director y creador del Mercado Internacional de Animación, Videojuegos y New Media 3D, José Luis Farias. No obstante, este no quiso pasar por alto la entristecedora muerte del cineasta y creador de series animadas como Heidi, Isao Takahata, durante la presentación de unos galardones dedicados a festejar la grandeza del género.

El consejero de Turismo, Internacionalización y Acción Exterior, Alberto Bernabé aprovechó el acto para destacar la labor de los "actores principales que no salen en la película habitualmente". Según este, "para que las cosas sucedan, primero hay que soñarlas, y luego mucha gente tiene que trabajar para que esos sueños se cumplan", despuntando a José Luis Farias como "cerebro" del proyecto y a Zulay Rodríguez como el "corazón". Asimismo, Bernabé apuntó que "lo demás ha sido cuestión de trabajar para poner en funcionamiento la maquinaria que permita que sucedan cosas mejores para Tenerife".

Además del consejero, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, que mostró su satisfacción por la oportunidad que se le brinda a la capital de poder albergar los Premios Quirino. De esta forma, Bermúdez destacó la capacidad que otorga el evento "de poder asociar el nombre de la ciudad a una industria que, en los últimos años está experimentando un gran auge económico y artístico". Así pues, el alcalde remarcó que, en Santa Cruz, "hay aproximadamente unos 200 empleos ligados directamente al mundo de la animación y, por tanto, para nosotros es un estímulo a una actividad económica que diversifica de alguna manera la economía de la ciudad". Bermúdez destacó, por último, que las "buenas sensaciones" que está generando el proyecto "son el motivo que inspira a las instituciones a seguir trabajando por el sector".

Por su parte, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, aseguró que la organización del evento no es fruto de la casualidad, sino que "viene secundada por un proceso que ya tiene una dinámica creciente en la Isla y que ya cuenta con muchas herramientas que están ayudando a generar un impulso importante". Además, Alonso catalogó la celebración como "la guinda de una estrategia en la que se intentan introducir todos los elementos para constituir un ecosistema favorable al sector de la animación de Tenerife". Sin embargo, estos no fueron los únicos logros que el plan ha logrado ya que, conforme declaró el presidente, "en pocos años hemos logrado que se multiplique por cinco el número de empresas que se han instalado en la Isla" y la estrategia "pasa por disponer de herramientas tecnológicas puestas al servicio de las firmas, así como por el área formativa, para que los profesionales dispongan de la capacidad necesaria para desarrollar la actividad empresarial".

La voz experta de la animación

El historiador de la animación, docente y escritor, Giannalberto Bendazzi, que dio una conferencia durante la inauguración de los Premios Quirino, tuvo también el detalle de rememorar al recién fallecido creador Isao Takahata. Asimismo, el italiano aprovechó, ante los aplausos de los presentes, para desvelar su futura iniciativa de abrir la primera biblioteca pública dedicada exclusivamente a la animación.

Cabe destacar que los premios toman el nombre en homenaje al creador del primer largometraje de animación de la historia, el italo-argentino Quirino Cristiani, que en 1917 dirigió El Apóstol, una producción argentina en la que se utilizaron 58.000 dibujos hechos a mano y rodados en 35 mm, además de varias maquetas que representaban edificios públicos y las calles de la ciudad de Buenos Aires.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine