14 de febrero de 2018
14.02.2018

Hay amor sin Valentín

Los especialistas aseguran que hay que sustituir los mitos del amor causantes de relaciones tóxicas y peligrosas por otros más realistas y adaptados a los tiempos que corren

13.02.2018 | 23:37
Hay amor sin Valentín

Atrás quedaron aquellos tiempos de historias cantadas, espadas y reyes. San Valentín vuelve a un mundo que ha evolucionado y en el que el móvil se ha convertido en la nueva espada del soldado de a pie. El amor, en cambio, era y sigue siendo el arma de doble filo más peligrosa a pesar de que su significado romántico ya solo sea historia. Pero entonces, ¿qué es el amor en la actualidad?

Según el sentido que literario, el amor verdadero consiste en encontrar el alma gemela. Dar con aquella persona que constituya otra mitad idéntica y que juntas conforman un todo. José Oriol Rojas, psicoterapeuta experto en terapia de parejas, mantiene que el amor real es muy distinto. "Es aquel que se expresa como una voluntad de cuidar y no como el encuentro con la mitad de sí mismo perdida", asegura este especialista.

Tamara de la Rosa, psicóloga clínica y de la salud, recalca que todo consiste en saber amar. "Cuando hablamos de amor, hablamos de química. Nos ayuda a vivir más y mejor. Lo que es patológico es confundir amar con apego (amar desde la obsesión)", explica. Hace alusión también al daño que han hecho las creencias del amor romántico, mil veces repetidas en el cine y la literatura, y cómo han provocado que cada vez sean más los jóvenes que acuden a ella bajo los ideales de "por amor hay que darlo todo" u otros "mitos del amor causantes de muchas relaciones tóxicas, destructivas y peligrosas".

En otras palabras, el hecho de amar va más allá de lo que dicta la poesía y la literatura. Se trata de "ayudar al otro a ser la mejor versión de sí mismo y no someterlo, ni dominarlo, ni poseerlo. Solo expandirlo o expandirla", según Rojas. Y para ello hay que saber amar, evitando el amor por necesidad que únicamente sirve para "cubrir vacíos, carencias o miedo a la soledad" y que solo supone el "agarrarte a un clavo ardiendo", motivo por el cual "es tan importante aprender a ser feliz con uno mismo para luego poderlo ser, más aún, junto a otra persona", aclara de la Rosa.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguran que en España la esperanza de vida superaba los 83 años en 2015. Ante una vida tan longeva, la idea de pasarla junto a alguien se tilda, cuanto menos, de complicada. Rojas introduce el concepto de "períodos en la vida", teniendo en cuenta a la pareja como "una asociación temporal basada en el cuidado amoroso". "Y sobre eso también hace falta un debate social serio, si se quiere acabar con la violencia y el maltrato en el marco de una supuesta convivencia amorosa", añade.

Violencia y maltrato, posiblemente el límite al que una pareja nunca debe acercarse y que aún así suele protagonizar más de una información al día. Sin embargo, estos actos de agresión no son consecuencia directa de haber pasado un tiempo excesivo con la pareja, sino "demasiados años creyendo que existe un vinculo de propiedad, demasiado tiempo pensando que la pareja debe someterse, demasiado tiempo haciendo lo incorrecto", afirma el experto en terapia de parejas.

Con la llegada de San Valentín, muchísimas personas son conscientes de que no tienen a alguien a quien amar y ello les hace enfermar. Rojas destaca que "por eso es mucho mas importante amar bien antes que amar mucho. Porque las relaciones con los demás, incluidos los íntimos, son nuestra principal fuente de preocupación a lo largo de toda la vida. El cerebro bien amado es muchísimo mas eficaz que un cerebro sin amor".

Más personas que nunca tienen problemas de pareja y son muchas las que acuden a consulta para poder solucionarlos. La psicóloga clínica Tamara de la Rosa expone una serie de consejos para sobrellevar una ruptura sentimental, destacando la normalización del dolor percibido, una correcta gestión de los pensamientos, borrar los malos recuerdos, evitar llenar el vacío percibido con otra persona y centrarse en hacer aquello que le haga sentir bien.

Al final, De la Rosa y Rojas llegan a una misma conclusión en la que todo se centra en saber amar de forma sana, alejándose de la necesidad de dependencia y teniendo siempre en cuenta que nunca habrá garantías de si eso durará para siempre o no. La psicóloga dedica, además, unas palabras que terminan de definir el complejo concepto del amor: "El amor es sinónimo de salud. Está demostrado que afecta positivamente tanto a niveles físicos como a nivel emocional. El amor es maravilloso sea hacia una pareja, hacia la familia, hacia la amistad".

La sociedad avanza. Tal vez por eso ha llegado la hora de olvidar los tópicos más medievos del amor idílico, el amor romántico y demás historias juglarescas que a día de hoy han quedado obsoletas ante un término más complejo y expandido que nunca. Un amor que se entiende como lo único capaz de trascender sobre todas las cosas pero que hay que definir y adaptar a una sociedad cambiada, diferente e inexperta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine