20 de diciembre de 2017
20.12.2017

Condenado a dos años de prisión por abusos sexuales a su sobrina de 13 años

El tribunal le establece una medida de libertad vigilada durante tres años y le obliga a asistir a un programa de educación sexual y tratamiento de dependencia alcohólica

19.12.2017 | 23:09
Condenado a dos años de prisión por abusos sexuales a su sobrina de 13 años

Juan G. R. ha sido condenado a dos años de prisión como autor de un delito de abusos sexuales a menores y otros tres de libertad vigilada, tal y como se recoge en la sentencia de conformidad, a la que ha tenido acceso la opinión de tenerife. La sentencia fue impuesta ayer mismo tras aceptar los cargos de los que le venía acusando el Ministerio Fiscal. El autor del delito había abusado de su sobrina, una niña de 13 años, que puso en conocimiento de su madre los abusos sexuales de los que fue objeto.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, en su fallo decreta la suspensión de la medida de privación de libertad al no tener antecedentes, no volver a delinquir durante ese periodo y al cumplimiento de las penas accesorias impuestas, tal y como acordaron las partes. Sin embargo, respecto a la imposición de tres años de libertad vigilada se le imponen ciertas reglas de conducta como la "prohibición de labores o faenas agrícolas en las que puedan intervenir menores de edad; obligación de participar en programas de educación sexual con la duración necesaria para acreditar su suficiencia, nunca superior a tres años; obligación de tratamiento ambulatorio médico para la eventual dependencia al alcohol, con la duración necesaria para acreditar su suficiencia, nunca superior a tres años.

Además se le prohibe acercarse a la menor a una distancia inferior a 500 metros así como comunicarse por cualquier medio en un tiempo de cinco años.

La sentencia de conformidad recoge íntegramente las penas y accesorias que el Ministerio Público había solicitado para el acusado, quien reconoció los hechos de los que se le acusaba, por lo que no fue necesaria celebración de vista oral.

La Fiscalía le acusaba de un delito de abusos sexuales a menor de 16 años. Como hechos probados y denunciados por la madre de la menor -hermana del acusado-, se recoge que Juan G. R. "aprovechándose de que su sobrina acudía junto a sus hermanos a pasar los fines de semana a una finca propiedad del encausado, situada en el término municipal de Arafo, para ayudarle con las tareas de mantenimiento de la misma, en fecha indeterminada pero en todo caso próxima a las fiestas de Navidad del año 2015, el encausado, que se encontraba en el lagar de la finca junto a la menor, animado del ilícito propósito de violentar su indemnidad sexual y simulando que jugaba con ella, la sentó sobre él y, con el fin de satisfacer su ánimo libidinoso, le tocó el pecho por debajo del sujetador.

Seguidamente y movido de idéntico ánimo, la convenció para que entrara en la ducha con él, procediendo entonces el encausado a bañar a la menor estando ella en ropa interior.

La madre de la menor denunció los hechos el 14 de septiembre de 2016. El encausado estuvo privado de libertad por estos hechos los días 14 y 15 de septiembre de 2016.

Habiendo manifestado el acusado su conformidad con el escrito de Fiscalía no cabe interponer otro recurso a la resolución judicial más que el previsto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal que dispone que las sentencias de conformidad únicamente serán recurribles cuando no hayan respetado los requisitos o términos de las misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine