07 de diciembre de 2017
07.12.2017

La víctima de 'la manada': "Me sometí porque quería que todo acabara rápido"

La joven rechaza que fuera propuesta suya practicar sexo en grupo y afirma que no se percató de que la grababan

07.12.2017 | 01:10
La víctima de 'la manada': "Me sometí porque quería que todo acabara rápido"

El pasado mes de noviembre se desarrolló el juicio contra cinco jóvenes, conocidos como la manada, por la supuesta violación en grupo a una joven, entonces de 18 años, durante los sanfermines. Las sesiones del caso, uno de los mas mediáticos del país en cuanto a abusos sexuales, se desarrollaron a puerta cerrada pero ayer trascendió la declaración íntegra de la joven ante el tribunal.

El digital del periódico El Mundo cita palabra por palabra el interrogatorio de la fiscal del caso y las respuestas de la chica, de las que destaca la reiteración de su negativa a practicar sexo en grupo así como el rechazo tajante a que la propuesta haya salido de ella, tal y como sostienen las defensas de los cinco acusados.

Numerosas son las frases de la joven que han sido durante las últimas horas objeto de debate y análisis en medios de comunicación y redes sociales, donde una vez más han surgido voces en defensa de la versión de la joven y otras, menos numerosas, que cuestionan su versión y apuntan a una relación consentida.

Uno los aspectos que más dudas ha generado es por qué la joven madrileña, ahora de 20 años, no se defendió: "Simplemente me sometí y quería que todo acabara", fue la respuesta que dio al tribunal en su declaración el pasado 14 de noviembre. "Estaba en shock, sólo quería que pasara y cerré los ojos para no enterarme de nada y que todo pasara rápido", insistió en varias respuestas durante el juicio.

La víctima, además, aseguró que en ningún momento se planteó que " iba a pasar lo que luego sucedió", ni cuando el grupo se ofreció para acompañarla ni cuando se pararon a preguntar en un hotel. Su miedo, según contó al tribunal, se inició una vez que "agarrada por las muñecas", dos de los jóvenes del grupo la metieron en el portal.

"Cuando llegamos al cubículo ese, ya fue cuando yo empecé a sentir más miedo porque me vi rodeada por ellos cuatro", relató la joven antes de añadir que "empecé a tener más miedo cuando me agarraron así de la mandíbula para acercarme y que le hiciera una felación".

El relato de la joven se va tornando en impreciso a medida que se acerca al momento de los hechos juzgado, siendo más concreto desde el momento de su llegada a Pamplona así como la conversación mantenida inicialmente en la plaza con uno de los chicos. Negó tajantemente tanto que conociera el nombre de los chicos o que la conversación tuviera algún contenido sexual, además de que en el camino nunca fueron en grupo sino en todo momento acompañada por uno de ellos.

La defensa sostiene que la propuesta de practicar sexo en grupo parte de la propia joven, que en todo momento se refiere a ellos como cuatro en lugar de los cinco acusados. Además, respondió acerca de los momentos posteriores y de su vida tras la supuesta agresión sexual, incluido su sentimiento de culpa: "Podía haberme ido, no tendría que haberme puesto a hablar con gente que no conozco, me separé de mi amigo, me quedé sola en una ciudad que no conozco", resumió la chica.

La denunciante, que se encuentra desde entonces en tratamiento psicológico explicó además que ha intentado seguir con su vida y argumentó que las fotos en las redes sociales, aportadas como pruebas en el caso, forman parte de su intención de ocultar que era la víctima de la violación de sanfermines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine