07 de diciembre de 2017
07.12.2017

El IAC colabora en la búsqueda de exoplanetas

Rafael Rebolo asegura que el nuevo instrumento ha requerido un importante esfuerzo de ingeniería por parte del IAC

08.12.2017 | 01:00
La luz captada por el instrumento Espresso.

El instrumento Espresso (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanet and Stable Spectroscopic Observations), en cuya construcción ha colaborado el Instituto de Astrofísica de Canarias, buscará exoplanetas con una precisión sin precedentes ya que puede detectar minúsculos cambios de velocidad en las estrellas anfitrionas de sistemas planetarios.

Este espectógrafo está instalado en el Very Large Telescope (VLT) en el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) y ya ha realizado con éxito sus primeras observaciones.

El IAC explica en una nota de prensa que desde que en 1995 se descubriese el primer exoplaneta orbitando alrededor de una estrella como el Sol son miles los nuevos planetas extrasolares que se conocen gracias a la evolución y mejora de las tecnologías para la observación.

El instrumento, instalado en un foco especial accesible desde cualquiera de los cuatro telescopios VLT, de 8,2 metros, de ESO, en el Observatorio de Paranal, en el norte de Chile, forma parte de esta nueva generación de cazadores de planetas y se prevé que, gracias a sus características, pueda combinar la luz de los cuatro telescopios VLT y alcanzar la capacidad de recolección de luz de un telescopio de 16 metros.

Mientras que su antecesor, el instrumento HARPS, alcanza una precisión de un metro por segundo en mediciones de velocidad, ESPRESSO pretende alcanzar precisiones de unos pocos centímetros por segundo.

El científico principal de Espresso, Francesco Pepe, profesor de la Universidad de Ginebra (Suiza), asegura en el comunicado que este instrumento no es una simple evolución de sus predecesores, sino que su mayor resolución y precisión, lo sitúan en un nuevo escalón para la detección de exoplanetas.

El director del IAC y codirector de este proyecto, Rafael Rebolo, afirma que este instrumento ha requerido un importante esfuerzo de ingeniería por parte del IAC donde se han desarrollado varios componentes clave del espectrógrafo.

"Las primeras pruebas han sido un éxito y tenemos confianza en que detectaremos planetas tipo Tierra en las estrellas más cercanas al Sol, que es donde se centrarán buena parte de las futuras búsquedas, pero éstas no se limitarán solo a ellas" afirma el científico.

Durante las observaciones de prueba que se realizaron con este instrumento, se incluyeron estrellas y sistemas planetarios que ya se habían analizado con Harps y demostraron que Espresso obtiene datos de calidad similar en un tiempo de exposición mucho menor.

"Gracias a una precisión sin precedentes, Espresso nos permitirá explorar un nuevo dominio de planetas como la Tierra en la zona de habitabilidad de estrellas similares al Sol, que hasta ahora permanecían ocultos a nuestros ojos", afirma Jonay González Hernández, investigador Ramón y Cajal del IAC y miembro del equipo científico del proyecto Espresso.

En coincidencia con el final de las pruebas de Espresso, pero de forma independiente, investigadores del IAC acaban de publicar el descubrimiento de un nuevo sistema planetario con dos super-Tierras que orbitan alrededor de la estrella HD 176986.

Este nuevo sistema está compuesto por al menos dos planetas, de 5,7 y 9,2 masas terrestres, que se encuentran situados a distancias de 0,06 y 0,12 unidades astronómicas de su estrella (una unidad astronómica es la distancia de la Tierra al Sol).

"Este es el primer resultado de RoPES, un proyecto del IAC dedicado a la búsqueda de planetas de tipo rocoso en estrellas de tipo solar" explica Alejandro Suárez Mascareño, actualmente en el Observatorio Astronómico de la Universidad de Ginebra que firma el trabajo junto a los investigadores del IAC, Jonay González Hernández, Rafael Rebolo, Sergio Velasco y Borja Toledo Padrón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine