28 de noviembre de 2017
28.11.2017

Los videojuegos no fueron la causa

28.11.2017 | 00:27

La posible adicción a los videojuegos de Alberto Montesdeoca no ha sido considera una eximiente ni atenuante para reducir la condena de asesinato con alevosía, tal y como solicitaba su defensa, que pretendía convencer al jurado con estudios científicos y noticias de prensa de que la afición desmesurada a este tipo de entretenimiento puede generar una dependencia que anula la consciencia del individuo para distinguir lo que es la realidad de la imaginación como ocurre con otras sustancias como las drogas o el alcohol. El juez Miguel Ángel Parramón asegura que, "con independencia del alcance que finalmente pueda reconocerse por la comunidad científica a la adicción a los videojuegos virtuales como patología conductual, algo todavía muy debatido y que no resulta para nada pacífico en la actualidad", en el informe forense se descarta que ésta adicción fuese calificada de grave como para que pudiera servir de desencadenante del asesinato después de que la joven bajase a su casa para decirle que dejara de gritar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine