25 de noviembre de 2017
25.11.2017

El GTC recupera su funcionamiento tras una avería el pasado octubre

Los técnicos detectaron la rotura en un soporte del espejo terciario del telescopio durante una de las revisiones periódicas del aluminizado

24.11.2017 | 22:42
El GTC recupera su funcionamiento tras una avería el pasado octubre

El Gran Telescopio Canarias (GTC), ubicado en el Observatorio Astrofísico del Roque de Los Muchachos, recuperó el funcionamiento el pasado jueves después de 45 días inoperativo por una rotura en un soporte de su espejo terciario, según señaló a La Palma Ahora Antonio Cabrera Lavers, jefe de Operaciones Científicas de la infraestructura científica.

Una vez reparado el reseñado soporte se procedió al montaje del espejo y a su aluminizado y, tras unos ajustes al comienzo de la noche para realinear la óptica global del telescopio, se retomaron las observaciones científicas, explicó, después de que se anunciara en el perfil de Twitter del telescopio que la infraestructura estaba reparada. Ayer además, se iniciaron las observación, según se desprende la misma red social.

El pasado 10 de octubre se detectó que un soporte de uno de sus tres espejos, el terciario, se había roto. "Cuando lo bajamos para someterlo a la operación de aluminizado, una tarea que se lleva a cabo cada tres o cuatro años, en la revisión técnica se detectó que un soporte se había fracturado y estaba suelto; optamos por no volver a montarlo para evitar una posible caída en un futuro y repararlo", dijo al citado digital Antonio Cabrera Lavers. Se tuvo que pedir un pegamento especial a Estados Unidos para hacer la reparación.

El GTC, actualmente, es el telescopio óptico-infrarrojo más grande, y uno de los más avanzados, del mundo, se indica en su página web. Su espejo primario está formado por 36 segmentos hexagonales que actúan conjuntamente como un solo espejo. Posee asimismo un espejo secundario y un espejo terciario que, junto con el espejo primario, reproducen el plano focal del telescopio en la estación focal elegida. Los instrumentos científicos que se pueden colocar en la estación focal detectan y analizan la luz, y almacenan los datos.

La superficie colectora del espejo primario de GTC es equivalente a la de un telescopio con un espejo monolítico de un diámetro de 10,4 metros. Gracias a su gran área colectora y a su avanzada ingeniería, el GTC se encuentra entre los mejores telescopios dedicados a la investigación astronómica.

La montura del telescopio es una gran estructura mecánica de acero que sostiene los espejos, permite movimientos de rotación del telescopio a lo largo de un eje horizontal y vertical. Este movimiento es muy preciso, ya que ha de mantener las estrellas proyectadas de forma estable sobre el detector. El telescopio está diseñado de modo que sea capaz de observar los rangos de luz óptica e infrarroja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine