25 de noviembre de 2017
25.11.2017

Una de cada dos agresiones a profesores suceden en Secundaria

El sindicato Anpe alerta del aumento de denuncias falsas contra los docentes en Canarias y del acoso a través de las redes sociales

24.11.2017 | 23:32
Una de cada dos agresiones a profesores suceden en Secundaria

Multa simbólica contra unos padres ´desobedientes´

  • El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Santa María de Guía (Gran Canaria) ha impuesto una orden de alejamiento contra unos padres por amenazas graves contra dos profesores. El juez les ha condenado a una multa que busca ser simbólica, ya que se trata de una cuota diaria de tres euros durante 30 días así como también la prohibición de aproximarse a más de 300 metros de los docentes afectados y de su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar frecuentado por ellos durante un tiempo de seis meses. La sentencia ha considerado probado que los progenitores profirieron insultos graves contra los profesores así como amenazas. El sindicato STEC-IC ha resaltado en un comunicado que "la Consejería de Educación hizo caso omiso a la solicitud de ayuda y asesoramiento de los docentes afectados siendo el sindicato quien le ha prestado dicho servicio, como viene siendo habitual en todo tipo de casuísticas laborales que afectan al profesorado canario". Es por ello que, prosigue la nota, "desde el STEC-IC, aún siendo conscientes que estamos ante circunstancias que se producen de forma puntual, consideramos que por su gravedad no cabe contemporizar ante este tipo de situaciones". No dudan en afirmar que cada vez es mucho más "necesario actuar con la mayor diligencia y contundencia posible cuando el profesorado sufre algún tipo de amenaza o coacción, ya sea por parte de los alumnos o de sus padres", concluyó la organización sindical.

La mitad de las agresiones a profesores que se han registrado en Canarias durante el curso 2016/2017 estuvieron protagonizadas por alumnos de Secundaria. En total, el Archipiélago ha registrado un aumento con 155 casos en todas las etapas educativas frente a los 138 del curso anterior. Ayer se presentó la memoria de El defensor del profesor por el sindicato Anpe.

Desglosados, de los 155 casos de agresiones, 78 casos se produjeron en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 77 en la de Las Palmas, mientras que respecto a los diferentes niveles de enseñanza, 14 casos fueron en Infantil, 50 en Primaria, 76 en Secundaria, 13 en Formación Profesional Básica y dos en ciclos formativos. No se produjeron incidencias en la educación de adultos, en las escuelas de idiomas ni en los conservatorios de música.

Uno de los repuntes más significativos a los que hace referencia la memoria de Anpe son las 19 denuncias falsas que se registraron el curso pasado. Se trata de denunciar sin prueba alguna al docente poniendo en cuestionamiento la autoridad del profesor en el ejercicio de su función. El papel que juegan las redes sociales en los últimos años para el ciberacoso que sufren los maestros también ha ido en aumento, con un total de 17 casos. Se usa de manera poco adecuada las nuevas tecnologías dentro del aula y se difunden para poner en evidencia al docente.

En este punto, en las islas se han producido casos muy recientes en los que los alumnos generan con su actitud determinadas situaciones para producir una reacción en el docente que otro alumno graba a escondidas y publica en las redes sociales. En lo que a las redes sociales se refiere, se pone de manifiesto dentro de las agresiones a docentes por mensajería móvil. Se ha descubierto que a través de los grupos de WhatsApp se pone en entredicho la labor del profesor, de ahí que desde el sindicato insistan en la importancia de que las familias sean conscientes de que deben luchar en la misma línea que los docentes.

A juicio

En los datos de la memoria se establece que hasta en siete ocasiones han acudido a juicio por amenazas y lesiones a profesores. En concreto han habido 16 alumnos que han agredido físicamente a docentes en el curso 2016/2017 y seis padres que han hecho lo mismo. En este sentido, desde Anpe denuncian que "amenazar, insultar o incluso agredir a un profesor sigue saliendo muy barato". Los jueces, a pesar de que últimamente se está considerando este tipo de hechos como un atentado contra la autoridad, siguen penando con una multa que no llega en muchos casos a los 180 euros.

En esta misma línea, el sindicato apuntó que en cuanto a los conflictos causados por los padres o familiares del alumno las agresiones de padres o familiares supusieron el 11% de los casos, el acoso un 13%, las faltas de respeto de padres se dieron en un 36% de las ocasiones y las presiones para modificar las notas en un 17%. Por su parte, cuando el alumno es del responsable de los problemas, hay dificultades para dar clase en un 93% de los casos, conductas agresivas de alumnos hacia sus compañeros en un 18%, las faltas de respeto en un 26%, el acoso de alumnos un 5%, las agresiones de alumnos directamente a profesores un 13%, las amenazas de alumnos un 18%, el abuso de soportes informáticos un 18% y los daños causados a propiedades o pertenencias en un 3%.

Diálogo

Domingo Rodríguez, defensor del profesor en la provincia de Santa Cruz de Tenerife asegura que "se puede y se debe dar clases en condición de seguridad". La falta de diálogo se convierte, en la mayoría de los casos, en la causa del conflicto. "A veces, se trata de una pequeña labor de escucha activa, de mediación para encontrar la mejor respuesta al problema", afirma. Sin embargo, "la respuesta no debe quedar solo en el esfuerzo y la ayuda que desde un sindicato se ofrezca; necesariamente tiene que suponer un cambio estructural que comporte la recogida del testigo por parte de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias", apuesta Rodríguez. "Ver como un docente recobra la alegría en su mirada, por volver a enseñar en unas condiciones dignas, es el mejor premio que he podido tener", valora el profesor.

En su memoria Anpe deja claro que "no basta con que la Ley prevea una mejor protección legal para el profesorado en el ejercicio de sus funciones. Necesitamos implementar también otro tipo de medidas, que permitan que los docentes puedan dedicarse a su labor y contribuyan a mejorar la educación. La prevención y un respaldo eficaz al profesorado resultan imprescindibles".

"Si la Consejería de Educación no pone los medios necesarios e incumple su compromiso público de prestar asesoramiento jurídico y psicológico a los docentes víctimas de agresiones; si los medios y recursos siguen mermando y no existe un compromiso para que nuestros responsables políticos apuesten por la educación como base del futuro; si no somos capaces de generar un compromiso social que permita recuperar el reconocimiento de la autoridad pedagógica y moral del profesorado, el defensor del profesor tendrá que presentar, un año más, un nuevo informe lleno de tristes realidades diarias, que son sólo una leve muestra de quienes se atreven a buscar ayuda en ANPE Canarias", añaden.

Pero no todo es negativo. Enfrentarnos al problema ha marcado claramente qué trabajo preciso de prevención se requiere. Como punto de partida, ANPE Canarias rechaza todo tipo de violencia escolar (incluida la de género, que, como se desprende de los últimos datos de la Fiscalía en Canarias, ha aumentado en la etapa adolescente de forma alarmante). Nos despedimos con una batería de propuestas en diferentes ámbitos. Y seguiremos, como siempre, al servicio del profesorado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine