19 de noviembre de 2017
19.11.2017
El Cyberdiario

Periodismo viajero del siglo XXI

El equipo tecnológico necesario para realizar la cobertura informativa de un gran evento es mucho y variado

19.11.2017 | 04:00
Periodismo viajero del siglo XXI

Si hablamos del Mobile World Congress de Barcelona, el CES de Las Vegas, el E3 de Los Ángeles o las presentaciones de Apple en San Francisco, la mayoría tiene claro que hablamos de los más importantes eventos tecnológicos del planeta. Todos ellos -salvo los de Apple- tienen una duración de varios días, lo que te permite llevar un equipo más completo.

La pasada semana mostramos los dispositivos que habitualmente llevo en la mochila para cubrir eventos tecnológicos en los que el viaje se hace -ida y vuelta- en una jornada. Pero algunos lectores se han extrañado de que no hubiera cámaras en el equipo y sí varios móviles. Aunque conviene aclarar que si hay cámaras. En abundancia además. Pero las reservo para eventos de más duración, como los mencionados anteriormente. En este caso no se trata tanto de viajar ligero -que también-, sino de viajar con lo mejor que tenemos a nuestro alcance.

El equipo tecnológico con el que un servidor hace el Cyberdiario cuando se encuentra en la otra punta del mundo es una mezcla de algunos de los más modernos dispositivos junto a otros no tan actuales pero de una calidad insuperable. Es el caso de las cámaras.

En primer lugar hay que decir que no es extraño ver cómo esta alineación titular cambia, especialmente en lo que a cámaras se refiere. El equipo habitual está compuesto por mi imprescindible Panasonic Lumix GH4 (1)?-950 ?- calzada con un extraordinario objetivo de 42,5 mm. y apertura f1.8 que quita el sentido. La Pana está acompañada últimamente por una Sony Alpha A6500 (1) ?-1.650 ?- que gracias a su teleobjetivo 28-70 mm hace que sea además de manejable, muy versátil.

Para ciertos planos de vídeo es necesario utilizar cámaras más pequeñas pero que puedan ofrecer una calidad que no desentone con las anteriores. Las cámaras de acción son ideales (2) y un servidor se pirra por la inagotable TomTom Bandit -160 ?- y por la increíble calidad de imagen de la Sony FDR-X300R -600 ?-, cuya lente Zeiss ofrece una luminosidad que la pone en lo más alto del sector. Y si alguien se lo pregunta, las cuatro graban vídeo en 4K.

La quinta cámara del equipo es una Samsung Gear 360 de 2017 (3) -250 ?-, una de las pocas cámaras que permiten realizar directos en 360º.

Tarjetas de memoria

Para grabar tanta foto y vídeo debo reconocer que solo me fío de dos marcas de tarjetas de memoria: SanDisk y Kingston (4). Todas las tarjetas SD y microSD que utilizo son de esas marcas y las llevo siempre en un estuche especial de Peli -30 ?- que las protege frente a golpes e incluso el agua. El volcado de las imágenes lo hago posteriormente en un disco duro CalDigit Tuff de 2 TB (5) -215 ?- que funciona con tecnología USB-C y que es resistente tanto a caídas como al agua. Sí, ¡es sumergible!

La pasada semana ya hablé de los soportes para móviles de Shoulderpod, y hoy hay que hacerlo de su modelo profesional X1 (6)?-120 ?-. Este versátil soporte permite colocar varias cámaras, móvil, micros o antorchas de luz para obtener planos increíbles. Fabricado en España, es sin duda el más versátil soporte para grabar vídeo que existe. No hay nada parecido. Por supuesto no podía faltar un palo para selfies. En este caso se trata de uno de la marca Honor (7) con disparador que pese a ser de esos de promoción, funciona a las mil maravillas.

Con tanto equipo hacen falta muchos watios. Dos cargadores (8)? van siempre en mi maleta: el Trust Type-C de 60W -70 ?- puede cargar desde el portátil hasta cualquier móvil con este conector -todos los que llevo encima lo usan- y la cámara 360 de Samsung. La batería portátil Go Puck 6XR -84?- con Qualcomm Quick Charge 3.0 de 9.000 mAh ofrece carga rápida y además la puedes acoplar a cualquier parte.

Pese a que el audio se suele grabar directamente sobre el vídeo de las cámaras, en ocasiones es necesario hacerlo aparte, como cuando se emplean las cámaras de acción. En este caso, un antiguo iPod Touch de Apple (9) en combinación con un micro de corbata Rode y uno de ambiente de iK Multimedia hacen el trabajo a la perfección.

En el hotel, el dock Thunderbolt 3 (USB-C) de elgato (10)?-300?- permite aumentar considerablemente el flujo de trabajo. Mediante un único cable conecto al MacBook Pro varios discos duros, el lector de tarjetas, las cámaras y encima cargo el ordenador. Además, un cable me permite conectar la tele del hotel al ordenador como segunda pantalla a través del dock de elgato.

Pero en estos viajes informativos no todo es trabajo. También hay tiempo para la diversión. En el avión (11)? no pueden faltar la Nintendo Switch -320 ?- con juegazos como Doom o The Elder Scrolls Skyrim -55 ? c/u-. El iPad Pro de 12" -desde 900 ?- con un teclado Logitech me permite tanto ver mis series favoritas de Netflix como ponerme a trabajar en pleno vuelo.

Y cuando has terminado el trabajo, a miles de kilómetros de casa, llega el momento de relajarse. Yo lo hago jugando. La consola nVidia Shield TV (12) -200?- es imprescindible en mis viajes largos ya que convierte la habitación del hotel en una pequeña parte de mi hogar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine