16 de noviembre de 2017
16.11.2017

El SCS, multado por la falta de control a una enferma que se suicidó

El Tribunal Superior de Justicia condena al pago de 56.000 euros para la familia de la paciente, ingresada por una tentativa horas antes

15.11.2017 | 23:43
El SCS, multado por la falta de control a una enferma que se suicidó

El Servicio Canario de Salud (SCS) debe indemnizar con 56.000 euros a la familia de una enferma mental que se quitó la vida horas después de haber sido dada de alta en el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria de un intento de suicidio ocurrido ese mismo día, al entender que no se sometió a la paciente a un control adecuado.

Una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) desestima el recurso presentado por el SCS contra el fallo del juzgado que admitió parcialmente la demanda de la madre de la fallecida, ya que esta pedía una indemnización de 115.993 euros.

La Sala del TSJC rechaza el recurso porque entiende que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Las Palmas de Gran Canaria expone en su sentencia unos hechos y razonamientos jurídicos "impecables y que se bastan por sí solos" para proceder a a su desestimación, y además los hace suyos por dar una "solución justa" al caso y "con gran solidez jurídica y conceptual".

La paciente, que sufría un trastorno mixto ansioso depresivo y de personalidad, intentó tirarse desde el balcón de su casa el 20 de febrero de 2013, por lo que la familia decidió acudir con ella al servicio de urgencias de su centro de salud, a las 01:17 horas, y de ahí fue derivada al Hospital Doctor Negrín, donde fue ingresada a las 01:55 horas, siendo dada de alta posteriormente las 04:06 horas.

Ese mismo día, entre las 06:00 y las 08:30 horas, se precipitó desde la ventana de su domicilio y falleció, por lo que el tribunal entiende que debió haber existido el control adecuado que evitara la persistencia en su intento de suicidio. "Claramente -expone el tribunal- se desprende que continuaba con esa idea", pese a sus manifestaciones ante el facultativo que actuó, pues se precipitó a las escasas horas de su alta hospitalaria desde una gran altura.

El trastorno de personalidad de la fallecida, unido a que no fueron adoptadas otras medidas distintas de la observación de la paciente, no hacían imprevisible ni inevitable lo ocurrido, pues ha había habido un intento previo de suicidio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine