Canarias registra al menos 13 casos de Estreptococo B en embarazadas

Los expertos señalan la necesidad de poner en marcha una vacuna contra la bacteria ya que muchos casos ni se diagnostican ni se tratan

10.11.2017 | 03:46
Canarias registra al menos 13 casos de Estreptococo B en embarazadas

En España, según el informe anual del Sistema de Información Microbiológica del Instituto de Salud Carlos III relativo al año 2015, se notificaron un total de 190 casos de enfermedad invasiva por Streptococcus agalactiae procedentes de 29 laboratorios de ocho comunidades autónomas. La más castigada fue Cataluña, con 98 casos, seguida de País Vasco (37), Navarra (18), Canarias (13), Aragón (12), La Rioja (7), Castilla y León (4) y Castilla-La Mancha (1).

Cerca de 22 millones de mujeres embarazadas en todo el mundo, casi una de cada cinco, son portadoras de la bacteria Streptococcus agalactiae, causante de la infección del estreptococo del grupo B, una de las principales causas de morbilidad durante la gestación que causa cada año unas 150.000 muertes en fetos y lactantes a nivel mundial. Así se desprende del primer estudio a nivel mundial sobre el impacto de esta infección a nivel materno, fetal y neonatal, publicado en la revista Clinical Infectious Diseases, cuyos autores alertan de la necesidad de desarrollar una vacuna específica ya que "la mayoría de los casos no se diagnostican ni se tratan".

"Se trata de la información más actualizada y detallada publicada sobre la carga de la enfermedad a nivel mundial", ha destacado la investigadora de ISGlobal Lola Madrid, que lideró uno de los artículos de la investigación.

Además, el informe español señala una evolución creciente del número de casos y una mayor afectación en hombres que en mujeres a cualquier edad. El problema, según explica uno de los investigadores del estudio, Joy Lawn, es que el diagnóstico y tratamiento antibiótico intraparto de mujeres colonizadas no es fácil de hacer en países con escasos recursos, donde muchos partos ocurren en el hogar. Además, "dar antibióticos a 21,7 millones de mujeres amplificaría el problema de la resistencia antimicrobiana", ha apuntado, de ahí la necesidad de desarrollar una vacuna que "no sólo evitaría muertes sino también protegería al feto y a la madre", ha añadido Anna Seale, otra de las investigadoras.

Los autores sostienen que la vacuna es viable y de hecho hay varias en desarrollo, por lo que creen que las estimaciones aportadas en su estudio ayudarán a determinar la mortalidad prevenible por la vacuna, el tamaño y coste de un ensayo clínico para validarla, y su rentabilidad. "La vacunación materna tiene el potencial de reducir la carga de la enfermedad en todo el mundo en la próxima generación, incluyendo las familias más pobres", han sentenciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine