07 de octubre de 2017
07.10.2017
Unos galardones de referencia en el mundo cultural

El valor de la lectura y la verdad brillan en la entrega del premio Liber a 'La Nueva España'

"El periódico es un libro que se escribe a diario", afirma la directora, Ángeles Rivero, al recoger la distinción junto al presidente de Prensa Ibérica, grupo al que pertenece LA OPINIÓN, Javier Moll

07.10.2017 | 04:00
El valor de la lectura y la verdad brillan en la entrega del premio Liber a 'La Nueva España'

El suplemento Cultura de La Nueva España recibió, en un acto celebrado en la Real Fábrica de Tapices de Madrid, el galardón del fomento a la lectura otorgado por la Federación de Gremios de Editores en el marco de la Feria Internacional del Libro Liber 2017. Recogieron la distinción Javier Moll de Miguel, presidente del grupo editor del diario, Prensa Ibérica, al que también pertenece la opinión de tenerife, y Ángeles Rivero Velasco, directora del periódico, que fue la encargada de agradecer la concesión. En sus palabras hizo una reivindicación del periódico como "el libro que se escribe a diario". "La tarea fundamental del periodismo, y sobre todo en este tiempo de confusión, cuando tantos peligros se ciernen sobre los hechos, no consiste sólo en informar sobre lo que sucede. Es necesario hacer comprender, difundir la palabra y el entendimiento entre los lectores. Por muchos motivos, el periódico, en la diversidad de sus contenidos, culturales o no, es el libro que se escribe a diario y se publica todos los días. Por eso nos sentimos tan ilusionados y reconfortados con el galardón que nos concede la Federación del Gremio de Editores".

La directora de La Nueva España explicó que el periódico recibía el galardón "como un reconocimiento al trabajo realizado durante casi tres décadas, lo que convierte a nuestro suplemento 'Cultura' en uno de los más veteranos de la prensa española" y, al punto, indicó que ya está en circulación su número 1.189. La directora dedicó el galardón al equipo redactor del suplemento cultural y elogió su labor. "En el periodismo cultural, la selección de los libros que se reseñan desde la más absoluta independencia y libertad por profesionales que se han preocupado, cuando menos, de leerlos supone un compromiso más con la verdad". Al hilo de esta reflexión resaltó el papel capital de la lectura: "Nos hace más completos, nos permite vivir varias vidas y nos proporciona poderosas herramientas para la convivencia, desde el respeto, y la comprensión de formas de pensar y ver el mundo distintas a las nuestras".

No se olvidó Ángeles Rivero de dedicar el galardón especialmente a sus lectores, "que se sitúan en el centro de cuanto hacemos" y a quienes también atribuyó que el periódico sea "pequeño, si nos atenemos al territorio al que sirve, una comunidad autónoma, el Principado de Asturias, de apenas un millón de habitantes", pero también "un gran periódico, si tenemos en cuenta la extraordinaria calidad de los asturianos como lectores de prensa, que nos convierten en el octavo diario de información general más leído de España, con una potente edición digital que constituye el principal portal de nuestro territorio".

La entrega de los premios Liber tuvo un gran protagonista en segundo plano: el proceso secesionista de Cataluña. En su intervención, Daniel Fernández, presidente de la Federación de Editores, aludió al lugar donde se celebraba el acto, la Real Fábrica de Tapices, como una "fundación borbónica dedicada a tejer", una labor que, a su juicio, hacen los editores pero también deberían hacer "los poderes públicos". Quiso reflexionar sobre Cataluña "en estos días históricos, complicados y que pueden ser aciagos", y puso como ejemplo la antigua rivalidad entre los editores de Madrid y los de Barcelona y cómo "la concordia fue posible". "Yo creo que obviamente hay que respetar la ley y también respetar a las personas, y estos premios son una prueba de ello", añadió.

El escritor Javier Marías, en plena promoción de su última novela, Berta Isla, recogió el galardón al autor latinoamericano más destacado. Y también en su intervención aludió a la "competitividad durante décadas y décadas" entre los editores barceloneses y madrileños y de cómo la colaboración entre ambos gremios demostró posteriormente que el acuerdo es posible.

El presidente de la Federación de Gremios de Editores había aludido anteriormente a Marías en su faceta de editor, con un sello que lleva el nombre del Reino de Redonda, una isla diminuta (un juego literario) en la que el escritor ostenta el título de monarca. "Podemos pedirle un pasaporte si necesitamos un lugar donde ir", bromeó Daniel Fernández, quien también quiso citar una reflexión del autor madrileño en estos momentos en los que "la colmena se ha vuelto enjambre y el enjambre arremeta a picotazos". Y esa frase es: "Las mentiras son las mentiras, pero todo tiene su tiempo de ser creído".

El acto fue presentado por la periodista Pepa Fernández, quien abrió esta ceremonia de homenaje a la lectura con un verso de la argentina Silvina Ocampo: "Soy todas las palabras que adoré en los labios y los libros que admiré".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine