Un nuevo equinoccio

El otoño llega para hacer los días cortos

Hoy, cuando las horas de luz serán las mismas que las de oscuridad, el verano se despide hasta el próximo año. El 21 de diciembre comenzará el invierno

22.09.2017 | 12:25

Poder dormir una hora más

  • La madrugada del sábado 29 de octubre al domingo 30 se producirá el segundo cambio de hora del año tras el que tuvo lugar en marzo para adaptarse al horario de verano. El horario regresa también al invierno donde se contará con menos horas de luz cada día. Anochecerá antes y por tanto los días serán cada vez más cortos. Como es habitual en este época del año, a las tres de la madrugada serán las dos, una hora menos. La parte positiva de este cambio es que, al menos durante esa noche, habrá una hora más para dormir y disfrutar del domingo. El principal objetivo de este atraso de la hora, que viene aplicándose desde mediados de los años 70, es reducir el consumo de energía y equiparar el comienzo de la jornada laboral con las horas de luz natural. Lo normal es que los dispositivos que tienen conexión a internet se adapten de manera automática al nuevo horario. Algunos especialistas sostienen que mientras el cuerpo de la persona consigue volver a adaptarse al cambio de horario puede experimentar mayor irritabilidad, cansancio, somnolencia, falta de apetito, desgana, una menor capacidad de concentración y rendimiento intelectual, algo que sucede sobre todo en el cambio de hora que se produce para adaptarse al verano. Ese adelanto de los relojes tendrá lugar en el mes de marzo de 2017. G. A.

El otoño comienza hoy. Atrás queda el verano y los días de intenso calor. Su entrada se producirá a las 21:02 horas, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional - Ministerio de Fomento). Esta estación se prolongará durante 89 días y 20 horas, y terminará el 21 de diciembre con el comienzo del invierno, casi ya en Navidad. Hoy el día durará 12 horas, las mismas que la noche. De hecho, la palabra equinoccio es, literalmente, aequs-nox, que a su vez se traduce como "noche igual".

Durante el equinoccio de otoño en el polo Norte comienza una noche que se prolongará durante seis meses. Mientras que en el hemisferio norte es otoño, en el hemisferio sur comienza la primavera, justo lo contrario. Asimismo, en el polo sur comienza un día que tendrá seis meses de duración. Por su parte, en el Ecuador de la Tierra, durante los equinoccios como el que comienza hoy, el Sol se coloca justo en su vertical, lo que implica que incide de forma más directa sobre el planeta que en otras épocas del año.

El motivo por el que la fecha va cambiando de un año a otro se debe al modo de la secuencia de los años según el calendario, ya que unos años son bisiestos y otros no. El equinoccio de otoño puede darse en cuatro fechas distintas, que van del 21 al 24 de septiembre. A lo largo del siglo XXI el otoño se iniciará siempre en los días 22 y 23 de septiembre (fecha oficial española), siendo su inicio más temprano el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Aunque hoy en día no se le da importancia a esta jornada, antiguamente se relacionaba cualquier cambio de estación con las modificaciones en la producción y con diferentes ciclos de cultivo.

En este periodo, asimismo, no se producirá ningún eclipse. En cuanto a los planetas, el cielo otoñal matutino estará dominado por el planeta Marte durante toda la estación y Venus cobrará importancia hasta el mes de diciembre y Júpiter desde noviembre hasta el final del otoño. Por su parte, Saturno lo estará presente hasta primeros de diciembre y Júpiter al principio de la estación serán visible en el cielo vespertino. La particularidad de esta época del año desde el punto de vista de las estrellas y que más interesa a los científicos es que el eje de rotación de la Tierra está en posición vertical.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine