El grave problema del matrimonio infantil en EEUU

Cientos de menores son obligadas a casarse cada año en uno de los países más desarrollados

08.09.2017 | 20:05
Un youtuber simuló una boda con una niña.

Son víctimas de los adultos que las rodean. Su destino está ligado a las malas decisiones tomadas por sus padres y probablemente, en un futuro cercano, por sus maridos. Cada año, el mundo acoge miles de bodas de niñas menores. Solo en Estados Unidos más de 167.000 jóvenes de 17 años o menos contrajeron matrimonio en 38 estados entre 2000 y 2010 según datos de la organización Unchained at Last, encargada de ayudar a las mujeres a resistir o escapar del matrimonio forzado en los Estados Unidos

Porque aunque la mayoría de países establece la edad mínima en 18 años, Estados Unidos aun mantiene la permisión de matrimonios en menores. Tan solo en Alaska, Louisiana y Carolina del Norte, hasta 12 niñas contrajeron matrimonio en ese periodo de tiempo. Toda una oportunidad en ciertos ámbitos concretos que permiten a hombres adultos abusar de menores con total impunidad.

A Esther la obligaron a casarse cuando apenas tenía 17 años. Ella vivía en Nueva York con sus padres y por la pobreza de su familia y las costumbres de su religión no tuvo más opciones, aunque ni siquiera había tenido tiempo en su vida de pensar en el matrimonio como tal. "Venía de una familia pobre, en una comunidad insular 'Hassidic' (judíos ortodoxos) donde el matrimonio de todo el mundo se fija cuando estás en una edad joven", explica en un testimonio reogido por la propia web de la organización. 

Para acabar con los problemas financieros, alguien del entorno propuso a la familia concertar un matrimonio para su hija. "Era muy pequeña", recuerda la joven, que también habla del momento en el que puso cara a su marido. "Nos reunimos durante media hora y él se sentó allí con su camisa abotonada hasta la nariz (...) Después, mi padre entró en la habitación y dijo: '¿Entonces esto es un mazel tov?'. Yo contesté que no sabía. Y entonces el padre del chico entró y dijo: 'Mazel tov'". 

Fue el pistoletazo de salida para un noviazgo de 4 meses y una unión que llevó a la joven Esther a convertirse en una mujer vioada durante años, tanto por su marido como por grupos de hombres. "Mi marido amenzaba con quitarme a mis hijos y echarme a la calle", concreta. 

Y aunque estos hechos parezcan más propios de otras zonas del mundo, lo cierto es que las cifras comienzan a ser alarmantes en Estados Unidos. En todo el país, entre los años 2000 y 2010, hubo casi 250.000 matrimonios arreglados a niños. La gran mayoría de estas uniones fueron de niñas con hombres adultos. En 2014, al menos 57.800 estadounidenses en edades entre 15 y 17 años estaban casados. Arkansas, Idaho y Kentucky son los estados donde más uniones entre niñas menores y adultos se producen.

Datos de los matrimonios de menores en EEUU

Fuente:  Unchained at Last

Peor suerte que Esther corrió Sherry Johnson, otra de las chicas que da su testimonio. Con tan solo 11 años fue obligada a casarse con un hombre de 20 que pertenecía a su iglesia y que ya le había violado. El matrimonio se arregló tras un acuerdo de su familia y la comunidad religiosa para evitar que las autoridades investigaran el caso.

El único estado en el que se había logrado aprobar una ley que prohibía el matrimonio con menores de 18 años era New Jersey, pero el gobernador republicano Chris Christie la bloqueó.

Así, cada año 15 millones de niñas son obligadas a casarse antes de los 18 años en todo el mundo, según un informe de Save the Children. Muchas de ellas, por arreglos económicos de familias que viven en pobreza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine