Un enfermero valida un cuestionario que evalúa los 'cuidados omitidos'

La tesis del profesional sanitario revela que la sanidad pública ofrece mejores resultados que la privada según la estabilidad de la plantilla

01.08.2017 | 00:06

El enfermero Óscar Rey ha validado para España el cuestionario Misscare, un instrumento que evalúa los cuidados básicos que dejan de prestarse a pacientes hospitalizados, desde cambios de postura a dar la comida caliente, y que en su mayor parte se demoran por sobrecarga de trabajo. Rey, que trabaja en la Unidad de Diálisis del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc) de Santa Cruz de Tenerife, explica a EFE que este asunto ha sido el objeto de su tesis doctoral, que leyó el 21 de julio en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de La Laguna (ULL).

La tesis se titula Validación del instrumento Misscare al español como herramienta de monitorización de la calidad y la seguridad de los cuidados en pacientes hospitalizados y a su lectura asistió la profesora de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Michigan Beatrice Kalisch, creadora de la citada herramienta.

Hace una década la profesora estadounidense se percató de que los enfermeros dejaban de hacer cuidados básicos, como hacer caminar al paciente, cambios de postura, suministrar la comida caliente, atender a una llamada de timbre antes de cinco minutos, ayudarles a ir al baño o prestar apoyo emocional al enfermo y a su familia.

Son cuidados que se dejan de hacer o se retrasan por diversos motivos: porque el enfermero tiene que realizar múltiples tareas administrativas e informáticas, porque se sienten insatisfechos en el puesto de trabajo, hay mal ambiente laboral y tienen que asumir múltiples tareas sin que haya crecido la plantilla. Ello repercute en la calidad y seguridad de los cuidados al tener que delegar tareas básicas, pero no carentes de importancia, en otros profesionales como auxiliares de enfermería y fisioterapeutas, entre otros, y esto expone al paciente a peligros por la demora en su asistencia que, a veces, incluso se dejan de hacer.

La herramienta se denomina en español Cuestionario sobre la Omisión de Cuidados Enfermeros (Omice) y tiene dos partes, una para evaluar qué tareas suele omitir el enfermero y su equipo y otra para diagnosticar el motivo que lo lleva a ello, y que puede estar relacionado con una mala comunicación con médicos y departamentos auxiliares, no tener disponible el material y medicamentos y que los sistemas informáticos son lentos.

En su trabajo Óscar Rey ha validado el instrumento al territorio español con encuestas a unos 600 enfermeros de 14 hospitales públicos y concertados de Canarias y Península. Uno de los resultados es que la sanidad pública ofrece mejores resultados que la concertada en función de la estabilidad laboral de los enfermeros, pues a mayor precariedad mayor nivel de omisión de cuidados, aunque Rey advierte de que en Canarias hay una excesiva inestabilidad en el sector público.

Una de las respuestas de un enfermero encuestado que llamó la atención a Óscar Rey fue ésta: "yo ahora miro más al ordenador que al paciente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine