17 de febrero de 2017

La Laguna y Oviedo estudian la relación de las familias y los centros de ESO

Un estudio analiza por qué desciende la participación de los padres en los institutos

17.02.2017 | 01:02

Uno de los criterios que la OCDE ha barajado en sus últimos informes para medir la calidad educativa es la implicación de las familias con los centros escolares, que es muy alta durante la Educación Infantil y Primaria y baja drásticamente la llegar a la Secundaria. Investigadoras de las universidades de La Laguna y de Oviedo llevan una década estudiando este fenómeno y diseñando medidas para estrechar esta brecha existente entre progenitores e institutos.

La profesora Beatriz Rodríguez, de la Universidad de Oviedo, ha realizado recientemente una estancia en la ULL, invitada por la profesora Esperanza Ceballos Vacas, docente adscrita al Departamento de Didáctica e Investigación Educativa especializada en la misma materia. Durante esta visita, financiada a través de las ayudas del Plan Propio de Investigación de la institución, la investigadora visitante ha impartido charlas en diferentes grados y másteres y ha puesto en común detalles de los trabajos que se están desarrollando en común.

Ambas investigadoras colaboran en un proyecto que desde 2006 ha recabado información de unas 1.400 familias canarias y asturianas, para comprender mejor el porqué del cese de la relación de padres y madres con los centros educativos de sus hijos al llegar la Secundaria.

"No hay una única razón. Hasta Primaria es fácil que una madre acompañe al niño hasta la puerta, pero en Secundaria los hijos demandan más autonomía", la cual a veces es mal comprendida por las familias, que al creer que sus hijos e hijas son autosuficientes, dejan de implicarse en su realidad escolar. Además, aumenta la presión académica y muchos padres y madres se ven incapaces de implicarse tanto: "Pueden ayudar a sus hijos con la sumas, pero a lo mejor ya no pueden con los logaritmos", explica Rodríguez Ruiz. Los centros también deben poner algo de su parte, e intentar integrar a las familias desde primero de la ESO.

La base de datos de este proyecto tiene la peculiaridad de que se ha recogido la información de los padres y las madres por separado, lo cual ha permitido obtener aspectos diferenciales respecto a otro tipo de investigaciones. De este modo se ha podido observar que interaccionan con el centro muchos más las madres que los padres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine