16 de febrero de 2017

Los funcionarios del Estado se quedan sin sanidad pública en Canarias

16.02.2017 | 02:38

El Tribunal Supremo, en dos sentencias, ha dado la razón al Gobierno de Canarias en su denuncia de los conciertos de 1985 y 1995 que le obligaban a ofrecer asistencia sanitaria a los afiliados a la Mutualidad General Judicial y a la Mutualidad de Funcionarios de la Administración Civil del Estado.

El Supremo da la razón a la Comunidad Autónoma al igual que hizo en otra sentencia dada a conocer hace una semana que dejaba sin acceso a la sanidad pública a los militares y guardias civiles destinados en Canarias, pues el fallo anula el convenio suscrito en 1986 con el Instituto Social de las Fuerzas Armadas.

En este caso, el tribunal canario falló en enero de 2015 a favor de las Fuerzas Armadas, pero la Sala Segunda del Tribunal Supremo revoca ahora esa primera resolución del TSJC y concede la razón en el fondo del pleito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. El magistrado explica en su resolución que no existe la falta de motivación planteada, pues ésta ha de valorarse en función de las exigencias del propio convenio.

Con esta decisión, el alto tribunal estima los recursos presentados por la Comunidad Autónoma en 2012 y revoca una sentencia anterior dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que había dado la razón a la Administración General del Estado, al entender que no tenía la suficiente motivación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine