31 de enero de 2017
31.01.2017

Ojeda frecuentaba el vertedero donde se cree que tiró a Yeremi Vargas

31.01.2017 | 01:06

El Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana acogió ayer la última jornada de la ronda de declaraciones judiciales solicitada por el juez José Manuel Díaz Pavón en el marco de la instrucción del caso contra Antonio Ojeda como presunto autor de la desaparición del menor Yeremi Vargas. Tras dos meses de comparecencias con más de 30 testigos, el magistrado dio por concluidas estas diligencias con la toma de declaración a los cinco últimos previstos.

Entre los declarantes de este lunes se encontraba un chatarrero que pudo confirmar que el investigado solía frecuentar el vertedero ubicado en Juan Grande, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, para recoger residuos metálicos que después llevaba a una planta de reciclaje en Arinaga (Agüimes). Ayer también declaró ante el magistrado un responsable del mismo vertedero que reconoció que el recinto no se encuentra vallado en la totalidad de su perímetro y que es posible acceder a él sin control en determinados puntos. La relevancia para el caso de estas declaraciones estriba en las conversaciones que Ojeda mantuvo en prisión con uno de sus compañeros de celda, a quien le habría explicado que éste era el mejor sitio de la Isla para deshacerse de un cadáver.

Además de los mencionados, ayer declararon otros tres testigos, con lo que concluye la ronda de diligencias previas que el juzgado había solicitado, aunque la instrucción no se da por cerrada todavía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine