20 de enero de 2017
20.01.2017

El retorno de los canarios impulsa el crecimiento de la población

El padrón crece en 1.618 habitantes tras dos años de retrocesos. El número de extranjeros desciende por cuarto ejercicio consecutivo

20.01.2017 | 00:55

La población del Archipiélago crece ligeramente tras dos años de retrocesos. El número de habitantes a uno de enero de 2016 alcanzaba los 2.101.924; un 0,08% más que un año antes. El retorno de los canarios a su tierra y la creciente llegada de peninsulares a las Islas explican el incremento del padrón en 1.618 personas. La provincia oriental continúa siendo la más poblada pese perder ciudadanos, una situación que contrasta con el alza que experimenta la demarcación occidental.

El 83,56% de los españoles empadronados en las Islas en esa fecha eran isleños. Este porcentaje abarca a 1.553.500 canarios, un millar más que doce meses antes. Una pequeña parte de quienes un día hicieron las maletas para probar suerte fuera de las fronteras del Archipiélago han decido regresar a su lugar de origen. No en vano, entre 2012 y 2016, la población con raíces isleñas creció en 7.590 personas.

El catedrático de Geografía Humana de la Universidad de La Laguna (ULL), Juan Francisco Martín, expone que la incertidumbre que inunda la Unión Europea (UE), en general, y el brexit, en particular, son las causas que impulsan ese regreso. "Así, por ejemplo, los jóvenes que no tenían trabajo seguro han decidido retornar", incide.

Y aunque en el último año el volumen de peninsulares que decidieron poner rumbo al Archipiélago para asentarse en la región tan solo creció en 133 personas, esta población encadena ya cuatro años de subidas y acumula un aumento del 3,27% desde 2012.

Canarias gana población, sí, pero aún se sitúa muy lejos de los 2.126.769 ciudadanos de 2011, año en el que se batió el récord de residentes censados. La caída de la natalidad y el regreso de los extranjeros a sus países de origen justifica, en buena medida, que en seis años la región haya perdido 24.845 habitantes. Si en 2005 nacieron en las Islas 20.127 niños, en 2015 esta cifra se redujo hasta los 16.146, un 24,65% menos.

"Nulo" crecimiento vegetativo

El descenso de la natalidad en las Islas ha sido "brutal", sostiene Martín. "Es un proceso sin precedentes y que nadie podía esperar", señala, porque en 1975 Canarias tenía la tasa de nacimientos más elevada del país -22 por cada 1.000 habitantes- y en 2015 se situaba en el vagón de cola con 7,6 nacidos por cada millar de ciudadanos, solo por delante de Asturias y Galicia. La crisis económica y el éxodo de jóvenes cualificados al extranjero son los factores que sustentan el menor número de embarazos. "El crecimiento vegetativo -diferencia entre el número de nacimientos y defunciones- es prácticamente nulo", sentencia, por lo que el alza de la población solo se produce por la entrada de personas, ya sean canarias o no. El envejecimiento de la población y, por ende, la inexistencia de relevo generacional son los peligros que entrañan estas cifras, principalmente en las islas más occidentales, donde se está, según Martín, al "borde del drama".

Los datos actualizados del padrón continuo publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que las Islas cuentan con 249.414 foráneos, 61.427 menos que cuatro años atrás, fecha en la que se alcanzó el pico más alto de extranjeros en esta década. Los expertos en demografía y migraciones consultados exponen que los inmigrantes que decidieron salir de las Islas lo hacen motivados por las dificultades para encontrar empleo en el Archipiélago, porque eligen otro país de la UE donde asentarse al ser mayores las expectativas de lograr un empleo estable o para unirse de nuevo a sus familias en otros países.

Por otra parte, el análisis de los datos por provincias arroja que Las Palmas sigue siendo la demarcación más poblada con 1.097.800 ciudadanos, 95.900 más que en Santa Cruz de Tenerife. Sin embargo, el comportamiento en cada una de ellas ha sido diferente. Mientras que en la provincia oriental el padrón registra un ligero descenso de ciudadanos (-606), la occidental suma 2.224 habitantes. Esta circunstancia se fundamenta en la fuga de extranjeros que experimentó Las Palmas y en la subida del volumen de este segmento en Santa Cruz de Tenerife.

Por islas, Tenerife es la que contabiliza más pobladores y la que también anota la mayor subida de habitantes, al pasar de 888.184 ciudadanos a 891.111. Esto es, 2.927 (0,33%) más. En Gran Canaria la situación es totalmente diferente, puesto que la población retrocede en 2.635 habitantes por la marcha de foráneos. Lanzarote, Fuerteventura y La Gomera suman más habitantes, pero La Palma da un paso hacia atrás al perder 860 ciudadanos. El Hierro, en cambio, mantiene invariable su padrón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine