20 de enero de 2017
20.01.2017

Morera: "Clavijo nos obligó a frenar los planes para reducir las demoras"

"Me siento molesto porque esto es cosa de Presidencia, no de los consejeros largándome un muerto cuando no me dieron recursos"

20.01.2017 | 00:55

El ex consejero socialista de Sanidad del Gobierno canario, Jesús Morera, responsabilizó ayer al presidente regional, Fernando Clavijo, de la actual situación de las listas de espera en el Archipiélago, a la vez que mostró su disconformidad en el uso de estos datos como "arma arrojadiza". Tal como informó la opinión en su edición de ayer, el balance de la gestión socialista en este departamento en los últimos 18 meses, según datos del Servicio Canario de Salud (SCS), deja un saldo de 7.958 pacientes más en lista de espera quirúrgica, y un gasto extra de 220 millones de euros mientras él fue consejero.

Según Morera, estos datos no se ajustan a la realidad toda vez que "no se dan los de las pruebas diagnósticas en listas de espera y las hemos reducido en casi 25.000 personas". El exconsejero reconoce que las listas de espera quirúrgicas "efectivamente han empeorado en el último cuatrimestre, y particularmente en diciembre". Una situación de la que responsabiliza al presidente Fernando Clavijo. El presidente del Gobierno [canario] nos obligó a parar los planes de reducción de listas de espera en el famoso conflicto que se armó con la reunión de gerentes, y tuvimos parados los planes especiales de reducción de listas de espera, que pudimos reactivarlos cuando el presidente apareció con aquel maná de que podíamos endeudarnos con cinco millones más", aseguró ayer Morera en la capital tinerfeña.

"Me pasé cuatro años de diputado diciendo que no se podían usar las listas de espera como arma arrojadiza, y a la primera de cambio que han podido, las están utilizando y me parece fatal. Las listas de espera son un problema". sentenció. Según sus cálculos, el plan de choque para las listas de espera en la sanidad pública se necesitan un mínimo de 30 millones de euros, cantidad que deberá invertir el Gobierno de Coalición Canaria porque los trabajadores "están haciendo todo lo que pueden".

Sin embargo, y según informa Efe, para solucionar todos los problemas de la sanidad pública canaria, como la regularización de la plantilla y la compra de fármacos, y así partir desde cero serían necesarios unos 240 millones de euros.

En cuanto a los 220 millones de euros más que Jesús Morera gastó por encima de las previsiones presupuestarias, según el SCS, el ex consejero puntualizó que "eso no es el déficit del 2016, es la deuda acumulada". Según relató, "el 1 de enero de 2016 empezamos el año con 121 millones de deuda, y en el año y medio que estuve en la consejería se han gastado 50 millones de euros en fármacos para la hepatitis". En cuanto al aumento de 25 millones de euros del presupuesto de Sanidad, Jesús Morera subrayó que "doce millones iban directamente a la subida salarial y con los otros trece millones había que soportar las sustituciones de los empleados públicos, que no se puso en el presupuesto, la apertura del hospital del Norte y del Sur y de muchas dependencias de Fuerteventura, y las urgencias que no se habían puesto en el presupuesto".

"Me exigen cosas sin darme el dinero que yo reclamé en 2016 y ahora me están exigiendo resultados cuando yo pedí el dinero y no me pusieron ni un duro", dejó ayer claro Morera. "Asumo un error", señaló, en relación a que "acepté el presupuesto para 2016 con esos 25 millones ridículos porque me dijeron que durante el año iba a haber dinero para sanidad. Y se han hecho maravillas, y él lo sabía perfectamente", afirmó en clara referencia a Fernando Clavijo. "Me siento francamente molesto porque esto es cosa de Presidencia, no de los consejeros largándome un muerto cuando no me dieron recursos", señaló Morera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine