05 de enero de 2017
05.01.2017

Clavijo pone a Baltar "manos a la obra" para solventar el problema en el HUC

El presidente atribuye a la "gestión controvertida" del equipo directivo del centro su dimisión. Los profesionales se unen a la petición de fondos para los hospitales

05.01.2017 | 05:17
Varias personas esperan en el acceso al Servicio de Urgencias del HUC.

La dimisión el pasado martes de todo el equipo directivo del Hospital Universitario de Canarias (HUC) cayó sobre el Gobierno regional el mismo día en que el presidente Fernando Clavijo hizo públicos los nombres de los nuevos consejeros, entre ellos el de Sanidad. Precisamente, durante su comparecencia sobre este asunto, el líder del Ejecutivo admitió que entre sus peticiones al nuevo responsable sanitario, José Manuel Baltar, se encuentra que se "ponga manos a la obra desde el minuto uno" ante la situación del centro hospitalario tinerfeño.

Los cinco miembros del equipo directivo, con el gerente Eduardo de Bonis a la cabeza, presentaron su renuncia el martes por discrepancias con los presupuestos asignados al Hospital, al entender que son insuficientes para atender las necesidades de personal y de asistencia a los usuarios que presenta el centro. Al respecto, aunque Fernando Clavijo evitó pronunciarse acerca de los fondos, sí aseguró que "la gestión ha sido controvertida, los trabajadores pedían la dimisión de todo el equipo directivo".

En cualquier caso, el presidente del Gobierno canario se mostró "convencido" de que el gabinete que dirige va "poder solucionarlo". "Lo que más me preocupa es una salida satisfactoria para el resultado de los ciudadanos", sentenció Fernando Clavijo.

Esta es precisamente la cuestión que más preocupa a la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias, cuyo portavoz Guillermo de la Barreda sostiene que "los problemas y la situación que arrastra el HUC es una cuestión de compromiso", cuestión que De la Barreda vincula a los presupuestos: "No se soluciona ni cambiando al consejero ni cambiando al gerente sino que el Gobierno debe poner medios".

En concreto, en el caso del Hospital Universitario de Canarias, el portavoz de la Asociación entiende que "los fondos realmente no dan" y recuerda que el centro tinerfeño tiene los peores índices de todas las Islas, por ejemplo en l o que se refiere a la ratio de personal.

Aunque admite que la gestión del equipo directivo del HUC había entrado "en retroceso" por lo que se había planteado un referéndum entre los trabajadores, De la Barreda avala la decisión de los directores: "Habría que desear que otros gerentes de otros hospitales que también tienen problemas, tomen decisiones en la misma línea, porque no se les están dando los fondos necesarios para llevar a cabo la misión que se les encarga".

También el portavoz del Sindicato Médico en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Levy Cabrera, entiende que la renuncia de los cinco miembros del equipo directivo del HUC como un acto "valiente y coherente" y ratifica que las partidas que recibe el centro sanitario son escasos para solucionar muchos de los problemas de los que adolece.

De hecho, asegura que en una reciente reunión con el director médico, Gilberto Peñate, consensuaron algunas propuestas para mejorar aspectos relacionados con el persona, especialmente por "la alta temporalidad heredada de la dependencia del Cabildo de Tenerife", atajar las listas de espera, ya que es el centro con mayores índices, o la renovación de la tecnología. "Para ello necesitaban 199 millones y no se han incluido en los presupuestos", lamenta Cabrera, quien reclama a la Administración sanitaria que "fije las partidas en función del gasto real del año anterior".

También la delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, se pronunció ayer respecto a la dimisión en el HUC, de la que dijo que es "el paradigma del empeoramiento de la sanidad" canaria, aunque dijo que "algo de responsabilidad tendrá también ese equipo que ahora dimite".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine