29 de diciembre de 2016

Más de 200 miembros del personal del SCS son agredidos por pacientes al año

El Sindicato Médico afirma que las situaciones de violencia se elevaron tras los recortes. Los profesionales de Atención Primaria son los que más las padecen

29.12.2016 | 18:36
Más de 200 miembros del personal del SCS son agredidos por pacientes al año

La formación en habilidades, fundamental para prevenir

  • La prevención es fundamental en un sistema sanitario y en el caso de las violencia por parte de los pacientes, el Sindicato Médico entiende que la mejor manera de evitarla es la formación. En concreto, el portavoz de la organización sindical, Levy Cabrera, sostiene que "hay que darle a los profesionales sanitarios las herramientas y habilidades comunicativas para enfrentarse a un paciente que padezca una escalada de violencia". Al respecto, explica que desde el Colegio Oficial de Médicos de l provincia se ofrece formación en este sentido, aunque lamenta que "desde la Facultad de Medicina no se incluya como materia troncal de tal manera que todos los especialistas tengan este tipo de habilidades". Además, Cabrera recomienda a los facultativos que tras sufrir una agresión verbal o física se informe a su superior jerárquico para que a su vez lo ponga en conocimiento del SCS. "Hay que recordar que la agresión a un médico se considera atentado a la autoridad por lo que es un delito penal", concluye. M. P.

Más de 200 miembros del Servicio Canario de Salud (SCS) son agredidos cada año por pacientes, una cifra que según asegura el portavoz del Sindicato Médico de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Levy Cabrera, ha aumentado tras los recortes en la Administración sanitaria derivados de la crisis económica. En concreto, según recoge Radio Club Tenerife, en lo que va de año son 253 las personas que han recurrido al SCS para denunciar un acto de este tipo.

Cabrera explica que las cifras parten de un lado del registro de la propia Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que mantiene un acuerdo con la organización colegial de abogados para atender casos de agresiones, así como de las estadísticas del Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife y su gabinete jurídico. "Sí que se ha incrementado e incluso algún año se ha acercado a los 300 casos", explica el portavoz del Sindicato Médico quien aclara no obstante que se trata de agresiones a cualquier categoría profesional del Servicio Canario de Salud.

Según su argumento, médicos, enfermeros, auxiliares y celadores son diana de los pacientes "en una cuestión de nerviosismo normal". "Los recortes han afectado sobre todo a las listas de espera, y es el médico el que da la cara cuando el paciente, con razón, se enfada porque le han dado cita para dentro de tres años", resume el portavoz de la organización sindical, quien añade que "todo esto después de dos horas esperando a ser atendido en consulta".

Eso sí, Levy Cabrera explica que las situaciones de violencia son más frecuentes en los centros de Atención Primaria que en las consultas hospitalarias de atención especializada, una cuestión en la que además incide también "que los médicos y enfermeros de centros de salud no disponen de ningún tipo de ayuda administrativa, con lo que la gestión de la consulta depende directamente de ellos".

En concreto, el portavoz del Sindicato Médico explica que los motivos que suelen llevar a los pacientes a este extremo están relacionados con la atención, pero además "se dan casos de usuarios que reclaman la receta para un fármaco que no les corresponden o los que exigen bien que se les mantenga la baja médica por incapacidad temporal". "En ese sentido, durante los años de crisis económica ha sido frecuente el caso contrario: enfermos que reclamaban el alta para no perder el trabajo".

Eso sí, Cabrera admite que "la gran mayoría de las agresiones son verbales y apenas una minoría traspasa la barrera física", aunque alerta de que "sea como sea, para los médicos cualquiera de estas situaciones puede desembocar en una situación de estrés o ansiedad y se han dado casos incluso de facultativos que después de un episodio de violencia han dejado la medicina o se han cambiado de especialidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine