23 de diciembre de 2016
Lotería de Navidad La suerte sonríe a Canarias

Tenerife, la más afortunada en la Lotería de Navidad 2016

La lluvia de dinero salpica a 34 puntos del Archipiélago y deja 11,2 millones de euros. La Isla se lleva 10 millones de euros, seguida de Gran Canaria, con 588.000

23.12.2016 | 10:29
La Lotería de Navidad 2016 reparte premios en varios municipios de Tenerife
La gasolinera de Granadilla de Abona celebra cuatro premios en La Lotería de Navidad 2016
Tenerife, la más afortunada en la Lotería de Navidad 2016
Nicol Valenzuela y Lorena Stefan cantan el Gordo ayer en Madrid.

La diosa Fortuna sonríe a Canarias. El sorteo extraordinario de Navidad dejó ayer pellizcos en muchos rincones de las Islas. La lluvia de millones salpicó a 34 puntos del Archipiélago. En total, la lotería nacional más esperada del año deja 11,22 millones de euros en la comunidad autónoma en los grandes premios, una de las cifras más elevadas de los últimos años. Sin duda, la isla más agraciada fue Tenerife, seguida a mucha distancia por Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Gomera. La Palma y El Hierro se desconsuelan. Detrás de cada décimo afortunado una historia maravillosa y la certeza de que por fin, en algún momento, los sueños se hacen realidad.

Con los dedos cruzados y los nervios a flor de piel, miles de personas, algunas incluso aferradas a amuletos, estuvieron atentas ayer a uno de los sonidos más tradicionales de la Navidad, el canto de los Niños de San Ildefonso, que prestaron sus voces para transformar números de lotería en ilusiones, quizás para tapar agujeros, comprar una vivienda, disfrutar de un viaje, montar un negocio o simplemente darse un capricho. Champán, cava o sidra, decenas de botellas fueron descorchadas ayer para brindar por la alegría de haber ganado, aunque sólo fuera un poquito. La fiesta recorrió las Islas. Risas y lágrimas de emoción. Esta vez el azar ha sido bastante generoso con Canarias, a pesar de que el Gordo, con el número 66513, pasó de largo por las Islas, pues recayó íntegramente en Madrid, vendido en el barrio de Arganzuela. Las manos de oro de Nicol Valenzuela y Lorena Stefan volvieron a dar por segundo año consecutivo el primer premio. En Los Realejos dejó un pellizquito. A la familia Méndez unn pariente les trajo un décimo desde Madrid que van a repartir entre diez personas. Desde hace un mes las terminaciones en 13 estaban agotadas en las Islas. Es uno de los números más reclamados, junto con los que acaban en 69 y 22, informó la delegación de Loterías y Apuestas del Estado.

Con apenas dos minutos de diferencia, y también en la séptima tabla de diez, las mismas pequeñas, de 11 y 13 años, cantaron el 70264, un quinto premio, que cayó en Valencia. Y, como si no hubiera sido suficiente, casi se quedan afónicas al entonar a las 11.02 horas el 78748, el tercer premio de 500.000 euros en cada serie, que se lo llevó Navarra. Ninguno de ellos se vendió en las Islas, al igual que el 91917. La suerte viajó a Canarias en forma de un segundo premio (04536), agraciado con 125.000 euros el décimo; dos cuartos (59444 y 07211), a 20.000 euros el décimo; y seis quintos premios: 39415, 22259, 19152, 68981, 60272 y 03371, a 6.000 euros por cada 20 invertidos.

En una frenética mañana, la isla más envidiada fue Tenerife, donde se repartieron 10.015.000 euros; seguida de Gran Canaria, con 588.000 euros; mientras que Lanzarote y Fuerteventura entregaron 342.000 y 145.000 euros, respectivamente; y La Gomera, 131.000. En suma, 11,22 millones, una cuantía muy superior a los 2,6 millones que este sorteo dejó el pasado año y los 9,3 millones en 2014. Y eso sin contar pedreas, aproximaciones y reintegros, pues, al margen de los jugosos premios, cada décimo o participación tiene posibilidades, por pocas que sean, de rascar algo de dinero.

En los lugares donde más se vende hay más posibilidades de que toque la varita mágica. A ello se une que la venta en terminales electrónicos amplía el número de beneficiados, ya que permite a los compradores escoger el número.


Segundo premio


El pellizco del segundo premio que se ha quedado en el Archipiélago, 31 décimos, ha estado muy repartido: se vendieron 25 décimos en Tenerife (Granadilla, Candelaria, Cuesta de la Villa, Porís de Abona, Güimar, Las Galletas, Playa de San Juan y Radazul Bajo), dos en Gran Canaria (Maspalomas y Teror), dos en Lanzarote (Arrecife y Yaiza), uno en Fuerteventura (Pájara) y otro en La Gomera (San Sebastián), que, en conjunto, distribuyeron 3,87 millones de euros.

Este segundo premio volvió a confirmar el éxito de la gasolinera de la suerte, instalada en Granadilla de Abona junto a la autopista del sur de Tenerife, en el kilómetro 54, que se va a convertir en un sitio de peregrinación. El dueño de la estación de servicio, José Miguel González, estaba pletórico, ya que repartió otros tres quintos premios. Es el cuarto año seguido en el que le acompaña la buena ventura. "Me encanta repartir felicidad", aseguró, tras vender nueve décimos del segundo premio, agraciados con 1,12 millones de euros.

"Atrapando sueños y repartiendo ilusiones" es el lema de la administración de lotería Caminito de Teror, que, regentada por Ruymán Verona, también está en racha. El lotero, que montó la oficina hace casi seis meses, vendió un décimo del 04536 y lo celebró por todo lo alto, con más de ocho botellas de champán y rodeado de familiares y amigos. Su talismán: Manolito, el Peregrino, un muñeco de goma eva vestido de típico. "Por un momento nos olvidamos de la crisis", gritó. La celebración se trasladó, igualmente, a Sonneland en Maspalomas, donde el segundo premio fue vendido en la administración de la calle Isaac Peral.

Entretanto, en la isla colombina César Arteaga, visiblemente nervioso, tampoco se creía que por primera vez diera un segundo premio en la capital gomera, en el Bar la Nasa. Tras años de sequía en la lotería de Navidad, la isla disfrutó también del quinto 22259, un décimo expedido en la Lotería La Comadre en Playa de Santiago, en Alajeró.

El tercer premio, 78748, ignoró a Canarias. En cambio, con los cuartos sí hubo júbilo en las Islas. Sólo habían pasado quince minutos de las ocho de la mañana cuando en el segundo alambre de la primera tabla Nerea Pareja y Daniel Rodríguez cantaron el primer cuarto premio, el 59444, dotado con 200.000 euros a la serie, que se repartió en casi 70 administraciones del territorio español.

En Canarias 21 décimos desataron la euforia entre vecinos de Las Palmas de Gran Canaria, Valsequillo y Artenara (Gran Canaria), El Sauzal, Finca España y La Laguna (Tenerife), Pájara (Fuerventura) y Tías (Lanzarote), que se han repartido 420.000 euros.

Respecto al otro cuarto premio, 07211, un décimo fue expedido únicamente en San Isidro, en Tenerife. La mayor parte del dinero que se queda en Canarias llega con un premio de inferior cuantía, un quinto premio, dotado con 60.000 euros la serie y 6.000 euros cada décimo, que ha descargado 6,72 millones en una sola administración, la ubicada en el número 30 de la Avenida de Trinidad de La Laguna. El entusiasmo se adueñó de esa oficina, que vendió 112 series (1.120 décimos) del 39415, todas ellas a una asociación religiosa: la Esclavitud del Cristo de la Laguna, que distribuyó una pequeña parte entre sus socios y revendió el resto. La dueña del despacho, Marta del Castillo, destacó que el premio está "repartidísimo" y subrayó que es la primera vez que vende un premio de este sorteo tan especial.

En Canarias se festejaron seis de los ocho quintos premios. Hubo administraciones que incluso repitieron fortuna, como en la propia gasolinera Repsol de Granadilla de Abona y el Centro Comercial Las Arenas, en Gran Canari. Canarias gastó una media de 41 euros en la lotería de Navidad. La esperanza es lo último que se pierde. Y la ilusión también. La suerte está otra vez echada. Ahora toca ir a por El Niño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine