23 de diciembre de 2016
Lotería de Navidad Los premiados en el norte de Tenerife

'El Gordito' de Los Realejos

La familia Méndez celebra un "pellizco" del primer premio. Un pariente les trajo un décimo desde Madrid que van a repartir entre diez personas

23.12.2016 | 01:35
Uno de los Méndez descorcha el champán.

"Se me nubló la vista cuando vi el premio. Le hablaba a la televisión para que repitiera la cifra. No me lo podía creer". Así vivió el realejero Cristo Méndez el momento en que supo que su vida iba a cambiar. El 66513 acababa de salir del bombo y era, ni más ni menos, que el Gordo. "El hijo de mi pareja nos trajo un décimo de ese número desde Madrid. Es el único que jugaba", detalla el tinerfeño sin poder contener la emoción. No le hacía falta más. La suerte ya había viajado desde la capital hasta el municipio norteño para hacer a esta familia una de la más afortunadas del Archipiélago.

Fue minutos antes de las 11 de la mañana. "Me sabía el número de memoria pero estaba tan nervioso que corrí a buscarlo para confirmar que era verdad", recuerda Méndez. Estaba en lo cierto. Los 4.000.000 euros del primer premio de la Lotería de Navidad se iban para la avenida Santiago Apóstol, en el casco de Los Realejos. "Llamé enseguida a mis hermanos. Ha sido una sorpresa increíble", relata. Y es que la suerte irá para toda la familia. "Compartimos el décimo entre mis siete hermanos y tres vecinos", explica Méndez, quien agrega que "somos una familia humilde y necesitada, muchos estamos en el paro y este pellizco nos va a venir muy bien".

Por caprichos del destino, el ángel de los Méndez, el joven que les compró el billete de los millones, no se quedó con ninguna participación del 66513. "Él eligió un número acabado en 9, que le gustaba más", aclara el realejero. Pero no les dejarán con las manos vacías. Ni mucho menos. "Está claro que le tocará algo, no se va a quedar sin nada. Ha sido nuestra estrella de la buena suerte", sostiene Méndez. Según señala el afortunado, la cifra ganadora fue escogida por pura casualidad. "Lo trajo al azar, no sé ni donde lo compró. Yo solo me he fijado en el décimo por delante, no por detrás", destaca con humor el tinerfeño.

De momento, toda la familia Méndez se fue ayer de guachinche para celebrarlo. "Con tanto lío no habíamos podido ni comer así que decidimos festejar el premio con un buen almuerzo", revela. Será la primera inversión del dinero ganado. "Aún no he tenido ni tiempo de pensar en que gastarlo. Hay que tapar algunos agujeros y seguro que con lo que sobra nos daremos algún capricho", afirma Méndez.

No es la primera vez que la suerte se ha subido en un avión desde la capital español para aterrizar en el municipio norteño. Ya en 2014, el realejero Francisco González , viajó desde Madrid hasta su casa con tres décimos con el primer premio de la Lotería de Navidad que compartió con sus padres, sus abuelos y su tía. Un 13437 que González aseguró haber escogido también "por puro azar" y que le dio las Navidades más felices a toda la familia. Esta claro que el bombo no entiende de distancias ni barreras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine