18 de diciembre de 2016

El Papa reivindica una vejez "alegre y tranquila" en su 80 cumpleaños

El Pontífice conmemora la fecha con una misa junto a 60 cardenales en la Capilla Paulina y un desayuno con ocho personas sin hogar

18.12.2016 | 02:45

El Papa ha reivindicado una vejez "tranquila, fecunda y alegre" en la misa que ha celebrado junto a 60 cardenales en la Capilla Paulina del Palacio Apostólico del Vaticano con ocasión de su 80 cumpleaños.

"Desde hace algunos días me viene a la mente una palabra que parece fea: la vejez. Asusta también. El viernes me regalaron el De senectute de Cicerón. Pero recuerdo lo que dije el 15 de marzo en nuestro primer encuentro: La vejez es sabiduría. Esperemos que lo sea también para mí", ha indicado durante la homilía.

El Pontífice ha recordado que la iglesia quiere que se haga "memoria". "Mira hacia atrás, mira el camino. La memoria da fuerza al alma, es una forma de rezar y de encontrarse con Dios", ha pedido el Papa.

Mientras miles de fieles provenientes de todo el mundo le hacen llegar sus felicitaciones a través e las redes sociales, Francisco ha definido la tercera edad como una etapa "con sed de sabiduría" y ha constatado que "la memoria da fuerza al alma".

El Vaticano ha creado para el cumpleaños del Pontífice argentino el hashtag en Twitter #Pontifex80, que antes de las 10 de la mañana (hora local) ya se había convertido en el tema más debatido en Italia en esta red social. Además de a través de este hashtag, el Vaticano también ha dispuesto el correo electrónico PapaFrancisco80@vatican.va para enviarle saludos en español. Hasta la mañana de ayer sábado, habían llegado 50.000 correos en siete idiomas, incluyendo más de 1000 en latín.

Así, en su alocución el Papa ha pedido a los purpurados que recen por él precisamente para que puede tener una vejez "tranquila, religiosa y fecunda y también alegre". "La vejez se viene encima rápidamente; es tranquila y religiosa. Recen para que mi vejez sea tranquila, religiosa y fecunda y también alegre", ha exhortado Francisco. Finalmente, ha pedido "un poco de humor para seguir adelante".

El Papa ha comenzado el día de su cumpleaños desayunando con ocho personas sin techo en la residencia de Santa Marta a quienes ha invitado por su cumpleaños. Según ha indicado la oficina de prensa del Vaticano, fueron dos mujeres y seis hombres -cuatro italianos, un moldavo, dos rumanos y un peruano- que estuvieron acompañados por el limosnero papal, monseñor Konrad Krajewski.

Los ocho sin techo llegaron a primera hora de la mañana a la residencia del Pontífice, la Casa Santa Marta, para felicitarle y regalarle tres ramos de girasoles. Por su parte, Francisco les ha obsequiado con dulces típicos de Argentina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine