12 de diciembre de 2016
Religión Las estancias en Canarias del fundador de la Iglesia de la Cienciología

Las raíces canarias de la Cienciología

Ron Hubbard, fundador de esta religión, estableció en las Islas las bases de su Iglesia

12.12.2016 | 02:18
Las raíces canarias de la Cienciología

"Las Islas nuevas"

  • El escritor y fundador de la Iglesia de la Cienciología Ron Hubbard visitó Canarias en numerosas ocasiones durante los años 60 y 70 del siglo XX. Describió el Archipiélago como "las Islas nuevas" y en aguas de Canarias sentó las bases de su religión con la creación de la Organización del Mar, grupo que constituye en la actualidad la élite de los seguidores de esta religión, que velan por salvaguardar la esencia de los principios de la Cienciología. En la fotografía, cedida por la Iglesia de la Cienciología en España, Ron Hubbard posa en un autorretrato realizado en la cumbre de Gran Canaria. El escritor y gurú estadounidense era un amante de la fotografía y del motociclismo, además de entregado viajero. M. A.

El fundador de la Iglesia de la Cienciología, el escritor estadounidense Ron Hubbard, visitó las Islas Canarias en varias ocasiones durante los años 60 y 70, donde sentó las bases religiosas de una asociación que hoy está presente en 196 países pero que para sus detractores se trata de una peligrosa secta.

El escritor estadounidense L. Ron Hubbard, fundador de la Iglesia de la Cienciología, estableció las bases religiosas de este controvertido credo en aguas de las Islas Canarias durante los viajes que en los años 60 y 70 del siglo XX realizó tanto a Tenerife como a Gran Canaria a bordo de los veleros Encharter y Apollo, los dos barcos donde el autor de novelas de ciencia ficción y supuesto visionario fundó la Orden del Mar, uno de los pilares monásticos de esta organización que para algunos se trata de una estafa y para otros de un referente de vida espiritual, con millones de fieles en todo el planeta.

Ciencia, religión, estafa, negocio, esoterismo, psiquiatría, homofobia, drogas, plagio, superación... Dos semanas leyendo artículos y entrevistas con detractores y defensores de la Cienciología dan para mucho. Religión para unos, secta para otros y pseudo ciencia para muchos, el asunto es tan amplio y despierta tantas susceptibilidades que entrar a valorar la validez de las teorías plasmadas por Hubbard en la obra Dianética, ampliadas en posteriores publicaciones, sería entrar en un cruce de declaraciones y desmentidos por una y otra parte, desviando la atención sobre el hecho de que fue durante sus viajes al Archipiélago donde el escritor sienta las bases de la Cienciología como religión un 12 de agosto de 1969, según consta en la biografía oficial de este gurú cuya iglesia "supera ya los 11.000 templos, misiones y grupos en 196 países", explica Iván Arjona, presidente de la Iglesia de la Cienciología en España. Las visitas a las Islas de Hubbard, viajero incansable y ex militar del Ejército estadounidense, eran frecuentes y seguirían siéndolo unos años después de aquel importante episodio. Su primera estancia en tierras canarias, con 54 años de edad, se produjo en 1965 con el objetivo de "empezar una investigación intensiva sobre la naturaleza espiritual del hombre y sus orígenes", según sus propias explicaciones, y visitó Tenerife y Gran Canaria, además, en los años 1967, 1970, 1973 y 1974.

Publicado en mayo de 1950, Dianética: la Ciencia Moderna de la Salud Mental es el libro de Hubbard considerado la principal fuente de referencia de la Cienciología aunque su autor, cuando la publicación salió a la luz, no lo presentó como un texto religioso aunque sí fue el germen de los argumentos que posteriormente sustentarían a su Iglesia.

"Dos años después de su publicación", cuenta Arjona, "Dianética se revela como una herramienta para desarrollar técnicas de comunicación que servían para que los humanos hallaran por si solos las respuestas a sus propias verdaderas" sin las injerencias que, según Hubbard, suponían los enunciados y tratamientos de la psiquiatría y la psicología moderna.

Vidas pasadas

"Muchas personas que habían leído la obra comienzan a recuperar recuerdos de sus vidas pasadas y descubren que aquellas regresiones les ayudan a borrar o solucionar los problemas que les afectaban en el presente, comenzando así a profundizar y trabajar más en lo que finalmente acabaría siendo la Cienciología", dice el máximo responsable de esta Iglesia en España, que reconoce la influencia de Canarias en el mensaje religioso que fue adoptando la obra de Hubbard, quien relató después, en sus posteriores libros, la existencia de Xenu, "el extraterrestre dictador de la Confederación Galáctica que, hace 75 millones de años, trajo miles de millones de personas a la Tierra en naves espaciales, los desembarcó alrededor de volcanes y los aniquiló con bombas de hidrógeno pero sus almas se juntaron en grupos y se pegaron a los cuerpos de los vivos, y aún siguen creando caos y estragos", según las teorías cienciólogas.

- ¿Entiende usted que haya mucha gente que considere a Ron Hubbard y su obra una estafa?

- "Lo mismo se decía de Einsten y Jesucristo", responde Iván Arjona.

El escritor, en sus comienzos, fue un destacado representante del movimiento pulp estadounidense aunque sus novelas de ciencia ficción sólo representan un diez por ciento de una producción tan amplia que, a día de hoy, le hace poseedor de cuatro récords Guinness como autor más publicado, autor más traducido, autor con la mayor cantidad de títulos en formato de audiolibro y responsable de la obra no religiosa más traducida.

Ron Hubbard llega a Canarias por vez primera en 1965 convertido ya en un polémico personaje en Estados Unidos, donde se había enfrentado a la comunidad científica y le acusaban de una presunta estafa que se resolvió a favor del autor. Por ese entonces, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos ya le seguía los pasos al escritor.

Arriba en Canarias buscando una base en la que establecer grupos de desarrollo de los niveles más altos de la Cienciología. Hizo varios reportajes fotográficos de las Islas -algunos de ellos, al parecer, encargados por las autoridades turísticas de las Islas- y exploró su territorio, plagado de volcanes, una de sus obsesiones: el Teide, sin ir más lejos, fue uno de los volcanes donde según sus relatos, agrupó Xenu a los extraterrestres que trajo a la Tierra para luego detonar sobre sus almas bombas de hidrógeno. En Gran Canaria, cuenta Hubbard, las almas fueron sometidas a un proceso de implantación de imágenes de las "falsas religiones de la actualidad".

En diciembre de 1966, en el norte de África, Hubbard investiga un incidente que según él había ocurrido 75 millones de años atrás -la existencia de Xenu-.

En la cinta grabada de una conferencia de septiembre de 1967, Hubbard anunciaba su revelación a los cienciólogos y en la misma misma alardeaba de que su tercera mujer, Mary Sue Hubbard, usó "agentes profesionales de inteligencia" para robar documentos que respaldaban su teoría. Otra de aquellas conferencias impartidas por el escritor en los años 60 se graba en un acantilado de Canarias "y se escucha detrás el mar rompiendo contra las rocas", asegura Arjona, quien no se atreve a precisar dónde se efectuó dicha declaración.

Amante de la aviación

Amante de la aviación y las motocicletas, en aquellas estancias en Canarias Hubbard sufre un accidente de moto en Tenerife. En febrero de 1967, voló a Las Palmas de Gran Canaria donde la mujer que le atendió, según uno de los estudiosos de la biografía del escritor (cuyas investigaciones se recogen en libros y portales especializados), aseguraba que por entonces, supuestamente, "tomaba una enorme cantidad de drogas y estaba en un estado muy débil", recoge Jon Atack en el portal www.gbasesores.com.

Son numerosos los testimonios negativos sobre Ron Hubbard y sus oscuras actividades, tanto en aquellos primeros años como en la actualidad. "Es una lástima que siempre se consideren ciertos los relatos negativos de uno o dos exmiembros de nuestra Iglesia y que no se tengan en cuenta la experiencia positiva que transmiten los millones de personas con que cuenta nuestra religión en todo el mundo" , argumenta Iván Arjona, miembro de la Organización del Mar, el grupo monástico "de élite" donde se reúnen unos 7.000 integrantes de la Iglesia de la Cienciología en todo el mundo "para velar porque no se desvirtúe la esencia de esta religión y que se mantenga pura", cuenta Arjona sobre la organización fundada en as Islas Canarias, onde la tripulación del Enchanter y del Apollo comprometían sus votos de dedicación eterna a las metas de Scientology, que se basan en crear "una civilización sin demencia, sin criminales y sin guerra, donde el capaz pueda prosperar y los seres honestos puedan tener derechos, y donde el hombre sea libre para elevarse a mayores alturas".

"No buscamos ninguna revolución", añaden desde la Iglesia de la Cienciología en España. "Sólo buscamos una evolución hacia estados de ser más elevados para el individuo y para la sociedad".

En la actualidad la Iglesia de la Ciencilogía no cuenta con templos en Canarias donde, según datos de la organización, hay entre 60 y 70 miembros. "En la provincia de Las Palmas hay cienciólogos veteranos que viajan por todo el mundo y que contribuyen a muchas de las campañas sociales que nuestra iglesia hace en todo el mundo", asegura Iván Arjona, "y quienes también se involucran para ayudar a sus vecinos y aquellos que lo necesitan, con asesoramiento, comprensión, e inclusive con herramientas que se encuentran de forma gratuita en la web www.mejoragratis.es".

Una sede en Santa Cruz

En los registros consultados para este reportaje figura una sede de la Iglesia de la Cienciología en la calle Viera y Clavijo de Las Palmas de Gran Canaria , que dejó de funcionar hace unos años. Al parecer, también existió otra sede en Santa Cruz de Tenerife.

"Nos haría mucha ilusión por motivos sentimentales tener una sede en Canarias por la importancia que tuvieron las Islas en el desarrollo de las ideas planteadas por Ron Hubbard en sus obras y por haberse iniciado en el Archipiélago la Organización del Mar", cuenta Iván Arjona, quien ha visitado Canarias en alguna ocasión.

El crecimiento de la Iglesia, recuerda el responsable de la Iglesia de la Cienciología en España -cuya sede está localizada en la ciudad de Madrid-, habla también del calado que tiene la religió n: De casi 3.500 iglesias en el mundo en 2004, a superar ya las 11.000.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine