11 de diciembre de 2016
En verde

"Mandarina al natural, beneficio inusual"

A su alto contenido en vitamina C, añade fibra y minerales como el potasio y el magnesio

10.12.2016 | 22:08

Entre los viejos refranes populares sobre frutas, hay uno que dice: "Tome usted una mandarina, en zumo o fruta natural, y recibirá beneficios de forma inusual". Aplicable también a la naranja, la sentencia refiere las cualidades que tienen estos frutos llenos de vitamina C.

La mandarina (Citrus x tangerina) es el cítrico más parecido a la naranja, aunque de menor tamaño, sabor más aromático y con mayor facilidad para ser pelado en la mayoría de las variedades, así como una acidez ligeramente inferior y una mayor proporción de azúcares simples. Estas propiedades hacen que se considere una golosina natural de fácil consumo para jóvenes y ancianos. Los cítricos proceden de Oriente, China e India, desde donde se extendieron por todo el mundo. Su origen ha dado lugar a otras expresiones en el habla como "Naranjas de la China" cuando alguien afirma alguna cosa que nos parece extravagante o imposible. Antiguamente, cuando los vendedores anunciaban que estos frutos procedían de este país asiático, la mayoría de potenciales consumidores lo consideraba una invención pensando que se trataba de una simple argucia comercial. Nada más lejos de la realidad. Naranjas y mandarinas -en general todas las especies de cítricos- parece que son originarias de China.

En el siglo X los árabes los introducen en España, donde en principio se apreciaron por su carácter ornamental. Fue en el siglo XV cuando se empezaron a valorar como frutales. Se adaptaron a la perfección al clima levantino, aunque no hubo plantaciones regulares hasta finales del siglo XVIII.

El cultivo de la mandarina comienza en el año 1858. Además de su alto contenido en vitamina C, posee fibra y minerales como potasio, magnesio y fósforo.

Resultan apetitosas si se consumen al natural, sin piel, o en forma de zumo. Cuatro mandarinas al día proporcionan gran parte de la vitamina C que necesita nuestro organismo cada 24 horas y la mitad de fibra que nuestro cuerpo requiere diariamente. Por su sabor dulce y refrescante, la suavidad de su pulpa, y por sus propiedades, la mandarina se ha convertido en una de las frutas predilectas y más populares del mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine