16 de noviembre de 2016

Una técnica pionera aumenta la supervivencia tras la disección de la aorta

El Servicio de Cirugía Cardíaca de Hospiten ha aplicado por primera vez en Canarias una técnica pionera que conlleva una reducción considerable del riesgo operatorio

16.11.2016 | 15:57
Una técnica pionera aumenta la supervivencia tras la disección de la aorta

El Servicio de Cirugía Cardíaca de Hospiten ha aplicado por primera vez en Canarias una técnica pionera para tratar la disección de la aorta que conlleva una reducción considerable del riesgo operatorio, disminuye la mortalidad y permite la mejora del paciente en un plazo de tiempo más reducido.

Según indica Hospiten en un comunicado, el Servicio de Cirugía Cardíaca, que lidera Rafael Llorens, ha realizado esta intervención con el objetivo de evitar los riesgos operatorios y permitir la mejora del paciente en un tiempo más reducido

A través de una innovadora prótesis denominada "trompa de elefante congelada" se ha logrado unificar dos complejas intervenciones cardiovasculares en una sola, explica Hospiten.

La disección aórtica es un desgarro de la pared de la arteria aorta, por lo que la sangre fluye entre las capas de la pared arterial y la fuerza a separarse, produciendo diversas complicaciones.

Se trata de una emergencia médica que puede comprometer la vida del paciente, ya que la aorta es la arteria de mayor calibre del organismo, que transporta la sangre que sale impulsada del corazón desde el ventrículo izquierdo hacia la circulación sanguínea general.

La técnica aplicada, denominada en términos científicos como "trompa de elefante congelada", consiste en la colocación de una prótesis en el lugar de donde emergen las arterias que van hacia el cerebro.

En este caso, se indicó en un paciente que presentaba una disección que disecaba parte de su aorta ascendente, el cayado aórtico, la arteria carótida izquierda, la arteria subclavia izquierda y una porción proximal de la aorta torácica.

"La principal ventaja de esta nueva técnica es que permite en una sola intervención sustituir la aorta ascendente, el cayado aórtico y la aorta torácica. Anteriormente se realizaba en dos intervenciones, debiendo realizarse la segunda en un plazo muy corto de tiempo para evitar que esa porción de la aorta se disecara o rompiera. Por este motivo, esta herramienta consigue reducir las complicaciones derivadas", explica Llorens.

Las primeras publicaciones sobre el implante de esta prótesis se han realizado en Hannover (Alemania) y la indicación es para aquellas patologías que afectan simultáneamente a la aorta ascendente, el cayado y la aorta torácica, ya sean aneurismas o disecciones aórticas.

Se calcula que 2 de cada 10.000 personas ha sufrido una disección aórtica y puede afectar a cualquier persona, aunque se observa con más frecuencia en hombres de entre 40 y 70 años de edad.

"La incorporación de esta nueva técnica supone una disminución importante del riesgo operatorio y una reducción del gasto al evitar una segunda intervención. Asimismo, la aplicación de esta nueva tecnología busca ser mínimamente invasiva con el paciente para así generar un menor trauma y reducir el proceso de recuperación", añade el especialista de Hospiten.

Rafael Llorens es Jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de Hospiten, considerado desde hace años en la vanguardia a nivel internacional en técnicas de esta especialidad, utilizando injertos arteriales de mamaria y radial, cirugía sin bomba de extracorporea, revascularización coronaria con anestesia epidural y paciente despierto, reparación valvular mitral y aórtica, cirugía con mínimo acceso y reparación endovascular de aorta torácica y abdominal, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine