15 de noviembre de 2016
Astronomía

Tenerife disfruta a medias de la Superluna

La nubosidad dificulta la observación del satélite que presenta su tamaño más grande desde 1948. El clima permite a algunas zonas disfrutar del fenómeno, que volverá a ser visible el 14 de diciembre

15.11.2016 | 12:58
Tenerife disfruta a medias de la Superluna
Las mejores imágenes de la Superluna en el resto del mundo
La Superluna aparece aparece entre las nubes detrás del Auditorio Adán Martín.

Brillante y enorme. Así se esperaba la Luna anoche. Por eso, a medida que se acercaba la hora de que saliera el satélite, las miradas que se dirigían al cielo eran más de preocupación que otra cosa: Las nubes que durante todo el día se instalaron en el cielo tinerfeño anunciaban dificultades para observar el fenómeno conocido como Superluna.

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anunciaba que en habría un 40% de probabilidades de precipitaciones pero también arrojaban cierta esperanza para los astrónomos y aficionados, puesto que en el avance del día a la noche el pronóstico era algo más claro. Literalmente, porque según las zonas y las horas la nubosidad se apartó por momentos para que los isleños disfrutaran del espectáculo, aunque fuera inducidos por el anuncio de la luna más grande los últimos 70 años.

En concreto, los astrónomos definen como Superluna al momento en el que el satélite se encuentra en su órbita más próxima al planeta y coincide con su fase llena. Esta situación ocurre varias veces cada año y de hecho el pasado 16 de octubre se produjo otra Superluna y el evento astronómico se repetirá el próximo 14 de diciembre. Lo más relevante de la que se dejó caer anoche en el firmamento canario es que el satélite no pasaba tan "cerca" de La Tierra desde 1948, a unos 350.000 kilómetros de distancia. No "rozará" tanto el planeta hasta el próximo 2034.

Según los científicos, en comparación con la distancia del satélite en la órbita más alejada, la Luna se presentó anoche en el firmamento un 14% más grande y un 30% más brillante. Eso sí, aclaran que esta circunstancia es apenas perceptible por el ojo humano. En ese sentido, José Luís Barcelo, miembro del Grupo Astronómico de El Hierro, y administrador del Observatorio Astronómico de Las Asomadas, explicó ayer que "es un fenómeno que podemos medir con aparatos específicos, pero que no será apreciable a simple vista".

Ya lo anunciaba el científico del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Alfred Rossenberg, quien aseguraba que "es una cuestión de percepción", aunque entendía que siempre es un buen momento para aprovechar y descubrir las bellezas del satélite de La Tierra.

Por su parte, Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona, recordó además que "Superluna" no es un término astronómico sino "publicitario", que "se ha puesto de moda" desde que en 1979 el astrólogo norteamericano Richard Nolle acuñara el nombre para predecir que, por su culpa, asistiríamos a un incremento de terremotos en 2011..., que nunca ocurrió. Por ello, Armentia insiste en que "estamos ante un fenómeno normal" pues lo que veremos este lunes "no es una superluna en realidad, sino una luna llena preciosa, como la de octubre".

A pesar de ello, la NASA insistía ayer en su página web en que esta Superluna será muy especial, "un buen espectáculo", ya que el satélite no estaba tan cerca de la Tierra desde hace casi siete decenios, aunque se verá mejor o peor dependiendo del país y, naturalmente, de las condiciones meteorológicas en cada punto del planeta. En ese sentido, Canarias no ha sido de las más afortunadas.

Tras este espectáculo lunar, los aficionados a la astronomía en particular o los curiosos tendrán una nueva oportunidad de disfrutar de un evento astronómico: Una vez que la Luna concluya su acercamiento a La Tierra, podrá empezar a verse la lluvia de estrellas conocidas como las Leónidas. Aunque este fenómeno ya ha comenzado, tendrá su máximo el próximo jueves 17 de octubre y no será hasta el fin de semana cuando las condiciones serán más óptimas, cuando concluya la fase llena de la Luna, que por su brillo dificulta la observación de las Leónidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine